¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Carreteras de Boyacá, alternativa tras cierre de vía Bogotá-Villavicencio

Conozca cómo estará dispuesto el plan de contingencia en Boyacá tras la suspensión de la movilidad entre la capital de la república y el Meta.

El Ministerio de Transporte confirmó que la caída del Puente de Chirajara, fue consecuencia de “un error de diseño en una viga transversal”. Por eso, lo más conveniente que se estableció, fue demoler la segunda parte de la estructura.
Para esto es indispensable realizar el cierre de la vía para no exponer la vida de los trabajadores ni la de los conductores.

El tema operativo del cierre se coordina entre la Policía de Carreteras de los departamentos del Meta, Cundinamarca, Boyacá y Casanare, con acompañamiento del Invías, para que los viajeros lleguen a sus destinos tranquilos y seguros, y para realizar los empalmes necesarios para los vehículos.

El cierre que en la salida de Bogotá solo permitirá el paso de vehículos que se dirijan a los municipios de Chipaque y Cáqueza, y se establece desde el kilómetro 0 en el barrio Yomasa de Bogotá, el cual va hasta la entrada a Villavicencio.

Como alternativa, usaran dos vías de Boyacá para el paso de los vehículos.

“Tenemos dos vías alternas para llegar al departamento del meta las cuales serán ro el departamento de Boyacá. La primera de ellas para vehículos livianos de configuración C3, hasta 30 toneladas y un ancho de 2.60 metros. Esta vía conecta: Bogotá - Sisga - Macheta - Guateque - Santa María - San Luis de Gaceno - Agua Clara - Intersección vía Villavicencio o Yopal”, explicó el capitán Steve Fabián Álvarez, jefe de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía en Boyacá.

La segunda vía utilizada en esta contingencia, se habilitó “para vehículos tipo Tractocamion, o vehículos pesados. Se trata del tramo Bogotá- Tunja - Paipa - Duitama - Sogamoso - El Cruzero - Pajarito - Aguazul - Villanueva – Villavicencio”.

Entre tanto el ministrode Transporte, Germán Cardona hizo un llamado contundente para que a futuro se garantice la seguridad de la gente, en la vía Bogotá-Villavicencio.

“A la Fiscalía, a la Procuraduría, a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, pero sobre todo, al señor concesionario Coviandes, que le digan al país cuáles son las decisiones que ellos tienen para garantizarnos que ésta segunda pila no va a sufrir ningún colapso”, señaló el jefe de la cartera de transporte nacional.

Con el cierre total de la vía Bogotá-Villavicencio, el primer problema que se hace evidente, sobre todo para el departamento de Boyacá, es que las vías alternas, que conducen al llano, no están en buenas condiciones.

Hay pasos y sectores que incluso históricamente tienen amenazas constantes por probabilidades de derrumbes sobre todo con el aumento de las lluvias. Otros, han tenido otro tipo de colapsos en puentes nuevos, y esto no solamente dificulta el tránsito tranquilo de los vehículos, sino que aumentará los costos y tiempos de desplazamientos.

El gobernador de Boyacá,Carlos Amaya, reconoció en los micrófonos de Caracol Radio que la vía alterna al Llano presente algunas dificultades por su topografía que podría demorar el desplazamiento de los viajeros y del transporte de carga para llegar de Bogotá a Villavicencio de 7 a 8 horas.

Reconoció que el desplazamiento podría aumentar en promedio unas cinco horas debido al complejo estado de la vía alterna.

Dijo que la vía Bogotá-Guateque- Santa María, el Secreto y Villavicencio está concesionada desde hace más de dos años pero su estado es lamentable debido a que los trabajos de pavimentación no avanzan.

Añadió que en Guateque la gente asegura que lo único que en esta zona ha avanzado es el cobro del peaje. Entre tanto, en la provincia de Oriente, de Neira y Márquez las vías están en mal estado.

De acuerdo con el gobernador de Boyacá debido a la fractura de un puente en la vía alterna la misma permaneció cerrada por un poco periodo de más de tres meses lo que generó que el tráfico pesado se tuvo que enviar por Sogamoso, labranza grande y hasta Yopal.

Reconoció que la situación es lamentable porque se aumenta el tráfico por Boyacá y para se aumenta el tiempo de conexión entre Bogotá y Villavicencio.

Por esto la policía de tránsito de los departamentos del Meta, Casanare y Boyacá, ya hicieron las coordinaciones necesarias para atender el tráfico que se aumentará con el fin de que los represamientos no afecten la tranquilidad de los conductores.

“Por parte de la seccional de tránsito, se realizaron las coordinaciones con la concesión Trasversal del Sisga, a fin de implementar un plan de contingencia en los peajes ubicados a lo largo y ancho de esta concesión con el fin de que no se ocasionen represamientos en esos puntos, debido al alto flujo vehicular que muy seguramente vamos a tener en los corredores viales. Estamos muy atentos sobre las vías a raíz de la disposición nacional”, concluyó el jefe de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía en Boyacá.

Cargando