¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Universidad Tecnológica de Bolívar en la Antártida por tercera oportunidad

El viaje al continente Austral está previsto para el 14 de febrero próximo

Las profesoras de la Facultad de Ciencias Básicas de la UTB Rosa Acevedo Barrios y Carolina Rubiano Labrador, al igual que la docente de la Facultad de Ingeniería de la UTB, Ángela Barreto Maya (invitada por la Escuela Naval de Cadetes de Cartagena) son la cuota de la Universidad Tecnológica de Bolívar en la IV Expedición Antártida. Con este se suman 3 el número de participaciones de la UTB en las expediciones científicas de Colombia en la Antártida, con el proyecto “tardígrados y bacterias provenientes de la Antártida”. El viaje al continente Austral está previsto para el 14 de febrero próximo.

 

Así mismo, la profesora Ángela Barreto Maya ya se encuentra en la Antártida, junto con investigadores de la Escuela Naval de Cadetes de Cartagena, realizando una evaluación de los suelos antárticos, donde a futuro se tiene previsto la ubicación de la base temporal de investigación científica de Colombia en el continente blanco.

 

¿Cómo logró la UTB participar en 3 expediciones de Colombia a la Antártida?

Para lograr este cupo por tercera vez consecutiva la UTB participó en la convocatoria anual de selección de proyectos de investigación antártica, liderada por la Comisión Colombiana del Océano-CCO, que coordina el programa Antártico Colombiano -PAC.

 

Para participar como investigador antártico y hacer parte de una expedición científica colombiana a la Antártida se debe formular un proyecto de investigación a realizar en el continente antártico. Posterior a esto el comité científico de asuntos antárticos del PAC, evalúa la propuesta y si la considera viable gestiona el cupo de los investigadores para llegar al continente blanco, todo esto con el apoyo de la Armada Nacional de Colombia y de la Comisión Colombiana del Océano, estas son las dos instituciones que hacen posible que los investigadores puedan llegar a hacer ciencia en la Antártida. Las expediciones tienen dos componentes de participación de los investigadores, una mediante el buque colombiano ARC 20 de julio y otra a través de la cooperación internacional con participación de científicos colombianos en bases o buques de países aliados.

 

Paralelo a esto, los investigadores deben cumplir con requisitos de aptitud médica, física y psicológica para poder trabajar en ambientes extremos con la Antártida.

 

La importancia de participar en las expediciones antárticas.

Todos compartimos el mismo planeta, lo que sucede en la Antártida repercute directa o indirectamente en Colombia; porque estamos conectados por muchos sistemas. Por ejemplo en la Antártida convergen los océanos Atlántico, Pacífico y Antártico. Se conoce que los océanos son vitales en la regulación de fenómenos ambientales y atmosféricos del planeta, por lo tanto en el trópico nos vemos afectados directamente por los que sucede en la Antártida. Un ejemplo son las ballenas. El tránsito de las ballenas que pasan todos los años por el Pacifico colombiano, luego llegan a dar a luz a sus ballenatos y posteriormente esas ballenas llegan de Antártida a alimentarse. Otro ejemplo es que las corrientes marinas antárticas se conectan con las corrientes tropicales; además la Antártida es la mayor reserva de agua dulce del mundo (tiene aproximadamente el 80% del agua dulce del mundo) y cuenta con una gran diversidad de microorganismos y animales extremos que merece ser estudiada. Entre estos están las bacterias y tardígrados.

 

La Investigación de “tardígrados y bacterias provenientes de la Antártida” que realiza la UTB, pretende aislar e identificar tardígrados, que son organismos multicelulares extremófilos de tamaño microscópico, que han recibido una creciente atención en los últimos años no solo por sus asombrosas capacidades de resistencia, sino por el interés que genera elucidar su mecanismo de supervivencia a la radiación ionizante, capaz de corregir los daños producidos al ADN tras la exposición a los rayos UV, X y gamma. A nivel mundial se conocen más de 1200 especies de tardígrados, sin embargo, en la Antártica, el conocimiento de su biodiversidad es limitado, con un total de 50 especies reportadas actualmente.

 

La identificación de los tardígrados es esencial no solo por su valor ecológico, sino que podrían a futuro conllevar a nuevas oportunidades biotecnológicas desde el punto de vista de la tolerancia a cambios climáticos extremos, que es una realidad a la que nos enfrentamos ahora y estos animales han logrado adaptarse y sobrevivir. El avance en la determinación de los mecanismos asociados a esto y a la radiación podría permitir el desarrollo de biotecnologías para protección de cultivos o animales que no son muy tolerantes a dichos cambios, así como contribuir a la ciencia médica posiblemente en la reducción de la sensibilidad de pacientes con cáncer a los tratamientos con radiación, o en los estudios de enfermedades relacionadas con deficiencias en la reparación del ADN.

 

Adicionalmente las bacterias de la Antártida pueden tener innumerables aplicaciones biotecnológicas, industriales y ecológicas. La biología de estos microorganismos es una herramienta fundamental para entender el comportamiento y su capacidad de adaptación a ambientes tan inhóspitos como la Antártica. El objetivo de este estudio es aislar y caracterizar fenotípicamente y molecularmente bacterias aisladas de diferentes puntos de la península antártica, utilizando diferentes estrategias de cultivo, así como realizar un estudio de la actividad enzimática de las cepas aisladas y sus potencialidades de biorremediación de contaminantes, en la limpieza de ecosistemas colombianos.

 

La primera de las profesoras de la UTB que estuvo en la expedición Antártida fue la microbióloga Industrial y PhD en Ciencias Biológicas, Eliana Beltran Pardo. Ahora también se suma a las investigaciones del proyecto de Tardígrados de la Antártida, el licenciado en matemáticas y física, y magíster en física, Hernando Altamar, de la Facultad de Ciencias Básica de la Universidad Tecnológica de Bolívar.

 

Cargando