¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Aumento del impuesto predial en Tunja afectará clima de inversión: Camacol

En diálogo con Caracol Radio, Camacol Boyacá advirtió los impactos negativos en materia económica y social, con el excesivo aumento del impuesto.

La Cámara regional de la Construcción, Camacol Boyacá & Casanare, reconoció en los micrófonos de Caracol Radio que el proceso de actualización catastral es una acción necesaria y de gran relevancia en la gestión urbana y fiscal de nuestro municipio.

Sin embargo, la gerente de la entidad Martha Esperanza García, sostuvo que “es importante tener en cuenta su oportunidad y pertinencia en la coyuntura actual, por los efectos e impactos negativos que se pueden generar en la ciudad en materia económica y social”.

Explicó que “por un lado, el incremento simultáneo en la valoración de los predios y sus efectos sobre el monto del impuesto predial a ser pagado por los hogares puede tener consecuencias directas sobre el clima de inversión y el gasto de las familias en la ciudad. Este debe ser un proceso que garantice una gradualidad que no ponga en riesgo el ingreso y estabilidad financiera de las familias contribuyentes.

En segundo lugar, le hizo un llamado a la administración municipal para que tenga en cuenta que “los hogares vienen de adoptar una reforma tributaria que impactó el presupuesto de consumo mediante el IVA y este año tendrá efectos adicionales por las nuevas disposiciones en materia de impuesto de renta. Además el ciclo a la baja de la economía y la coyuntura actual han afectado la generación de empleo y los salarios de los hogares”.

La gerente de Camacol Boyacá & Casanare, explicó que el incremento del impuesto no debería ser desmesurado con el argumento de dejar de financiar el municipio y acatar la norma, toda vez que debería tenerse en cuenta que “se debe reconocer que los volúmenes de actividad constructora formal que se vienen desarrollando en la ciudad (en el último año fueron 7.000 nuevas unidades de vivienda), permiten reducir las presiones sobre el recaudo fiscal y favorecen las finanzas del municipio”.

García señaló que “efectivamente en la ciudad se ha evidenciado un mayor costo en el valor de la tierra y en la dinámica inmobiliaria, uno de los principales efectos de la modificación excepcional que se hizo al Plan de Ordenamiento Territorial de la ciudad, POT, hace más de dos años y lo que Camacol advirtió en su momento”.

Además insistió en la importancia de emprender una nueva propuesta al POT de manera concertada, buscando conciliar y equilibrar de manera responsable los intereses de la ciudad y los diversos sectores, ya que quien más sentiría el impacto negativo, sería la clase media.

“Se requiere un POT que le dé oportunidad a la ciudad para su crecimiento y para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, evitando impactos especulativos que a lo largo afectaran enormemente el desarrollo de la vivienda de interés social, teniendo en cuenta que el 80% de la población está concentrada en los estratos 1,2 y 3”.

Camacol concluyó que es preocupante que “se siga produciendo un mayor costo de la tierra como efecto de decisiones en el ordenamiento territorial, ya que se hace cada vez más difícil el desarrollo de la vivienda de interés social, lo que afecta profundamente la ejecución de los programas de política pública, perdiendo nuestra región la posibilidad de canalizar recursos de subsidios para las clases menos favorecidas desconociendo el carácter meritorio de la vivienda como bien social, sus positivas externalidades y los efectos redistributivos sobre la población”.

La gerente de la entidad regional concluyó a manera de propuesta que “lo establecido por la administración en materia de impuesto predial y de otros impuestos se revise integralmente, se evalué la oportunidad de lo dispuesto, y se diseñe un mecanismo de gradualidad que mitigue los impactos sobre las finanzas de los hogares, la inversión y el desarrollo formal de la ciudad”.

Cargando