¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Enfrentamientos entre FF.MM y ELN dejan familias desplazadas en Boyacá

La Defensoría del Pueblo alertó sobre el hecho, luego de los combates donde murieron los cabecillas del ELN, alias Arturo Pimpón y alias Maicol.

Desplazamiento forzado /

La Defensoría del Pueblo alertó a las autoridades para que tomen medidas que garanticen los derechos las personas que han tenido que desplazarse desde el 20 de enero a causa de hechos violentos ocurridos en la zona rural del municipio de Pisba (Boyacá) y sectores aledañas.

Los combates que se presentaron entre las fuerzas militares (con participación de la Fuerza Aérea Colombiana, el Ejército Nacional y la Policía Nacional) contra el ELN, en la tarde del sábado 20 de enero en la vereda Altamira del municipio de Pisba, que incluso se extendieron en zona limítrofe con el departamento del Casanare, pasando por jurisdicción del municipio de Paya (Boyacá), provocaron el desplazamiento de tres familias de la inspección Morcote en limites entre los dos municipios.

Pero además, por el mismo accionar violento, se encuentran en riesgo de desplazamiento otras familias de la región.

Por esto la entidad defensora de los derechos humanos espera que se adelante un plan de contingencia integral para que las alteraciones de orden público no generen problemas sociales de magnitud en las zonas donde aún se establece presencia y accionar guerrillero.

Los combates que generaron el desplazamiento en Pisba

De manera cinematográfica se desarrolló la operación Sarare II en una tarea conjunta entre tropas del Ejército Nacional, la Policía Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, en Pisba, Boyacá.

El comandante del Frente Oriental del ELN, Harvey Alberto Franco Holguín, alias Arturo Pimpón y de su mano derecha, Luis Fernando Tegría, alias maicol, cabecilla de la compañía ‘Elacio Barón – Los Tropos’, del mismo frente del grupo guerrillero, eran el objetivo principal de la operación militar.

Los dos guerrilleros responsables de masacres y muertes de más de 30 militares y policías entre el 2013 y el 2016, fueron neutralizados tras combates con el Ejército Nacional, Policía Nacional, y la Fuerza Aérea, en la vereda Altamira de Pisba, en un campamento improvisado donde se reunían jefes guerrilleros para determinar las acciones terroristas contra la fuerza pública, el transporte y la infraestructura petrolera.

Esas acciones terroristas más próximas que se querían realizar en Arauca, Boyacá y Casanare por el grupo subversivo, se lograron frustrar con la ofensiva militar.

No descartan retaliaciones de esa guerrilla en Arauca, Boyacá o Casanare

Dentro de las acciones pendientes por ejecutar por parte del ELN, se encuentran un nuevo ataque a la infraestructura petrolera en campo Floreña, ubicado en el corregimiento el Morro a 30 km de Yopal, departamento del Casanare, un complejo petrolero donde se producen más de 50 mil barriles de petróleo, el segundo más grande después del Cusiana en esa zona.

Además se detiene la quema de vehículos en la vía del Cusiana ente el sector de La Granja del municipio de Pajarito (Boyacá) y el sector de Monterralo, en límites con Casanare.

Otra de las acciones que se frustra, por ahora, es la afectación al sistema eléctrico para el norte de Casanare, y una operación violenta en casco urbano de Yopal, y un plan pistola contra la fuerza pública, ejecuciones que se planearían también apoyadas por guerrilleros que operan en el departamento de Arauca.

Sin embargo, Caracol Radio tambien confirmó que tras la muerte de dichos veteranos del ELN, que afectó a la línea de mando de esa guerrilla en el centro oriente del país, aumentan las posibilidades de retaliaciones de esa guerrilla en Arauca, Boyacá y Casanare, toda vez que las redes de apoyo al terrorismo, y el Frente José David Suárez del ELN, ya habrían recibido la orden de ejecutar esas acciones frustradas o represadas con la neutralización de alias Arturo pimpón y alias Maicol.

 

Cargando