¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Aparente presencia del Eln en zona rural de municipios de Boyacá, Arauca y Casanare

El ejército asegura que han reforzado la seguridad en el sector, mientras investigan si la fotografía fue tomada en esa zona geográfica de Boyacá.

Municipios como Pajarito, Labranzagrande, Cubará, y Güicán de La Sierra dentro de otros que limitan con Arauca y Casanare y donde históricamente ha tenido influencia el ELN, mantienen una tensa calma tras el accionar delictivo del grupo guerrilla en los departamentos vecinos.

En diálogo con Caracol Radio, Juan Rivera, líder comunal del municipio de Pájarito, limítrofe con el departamento de Casanare, “la población ha entrado en una preocupación importante debido a que durante varios años fuimos blanco de las acciones terroristas de ese grupo armado.

Sentimos algo de miedo porque vemos que la población civil queda en medio del conflicto, y ese es el llamado que hacemos para que no seamos de nuevo quienes paguemos caro”.

Agregó que “exhortamos a los organismos defensores de derechos humanos como la defensoría del pueblo y a la procuraduría, que hagan presencia en estas poblaciones, que realicen seguimientos y que vean nuestra cotidianidad. Hoy nuestras actividades las realizamos normalmente, pero, con algo de zozobra innegable y expectantes a que el orden público no se vea alterado”.

Además, las fotografías de subversivos portando las banderas del ELN aparentemente en las montañas de Socha y Socotá, al Norte de Boyacá, prendieron alertas. El Ejército Nacional asegura que redoblaron su tarea de control y ofensiva en los lugares de esa influencia guerrillera, para mantener el orden público en estas zonas, desde que se suspendió la tregua con el ELN.

El comandante de la Primera Brigada del Ejército Nacional, coronel Omar Zapata mencionó que “sobre estas fotografías donde aparentemente el ELN manifiesta que está volviendo a la región, estamos adelantando una investigación y un cotejo con inteligencia para tratar de verificar que se trata de la zona geográfica denunciada por la comunidad. Hasta ahora esas fotografías no nos indican que sea del área, pero de cualquier forma, hemos desplegado un operativo desarrollado con tropas del Batallón de Alta Montaña Número 2, y mantenemos nuestro operativo constante para evitar que estos bandidos alteren el orden público en esa zona”.

Explicó que “antes de terminar el cese bilateral tuvimos una reunión con las unidades del ejército y la policía, hemos reforzado la operación en Socotá, Socha, Labranzagrande y otras localidades, y aparte de tener tropas, tenemos unidades de inteligencia en la zona, para evitar cualquier acción terrorista, ya que también hicimos los análisis históricos de la conducta delictiva de este grupo en este departamento”.

Los habitantes de esos municipios esperan que el cese al fuego vuelva, y que los esfuerzos por firmar la paz continúen.

“Estos grupos parece que vuelven a parecer. Desde hace varios años estábamos tranquilos. Pero, aparte de que nos quitaron una base militar en Socha, ahora tenemos que soportar esta actitud amenazante de esta guerrilla, nos perjudica enormemente, no queremos más víctimas acá. Ahora, para su financiación, arrancaron de nuevo sus extorsiones a mineros, ganaderos y a todo el que tenga alguna propiedad, por eso pedimos que no nos abandonen”, narró un habitante de Socha (Boyacá), quien pidió reserva de su identidad.

Tras las peticiones de la comunidad, el ejército señaló que “Es importante tener la colaboración de la comunidad, la red de aliados y de cooperantes nos ayuda a ir en contra de la subversión y para poder actuar. Si se conoce de casos de extorsión también estanos listos para actuar con el Gaula Militar.

Tenemos una línea habilitada que es la 147, donde se pueden dar informaciones o denuncias de situaciones o personas extrañas en el sector, de forma gratuita y con plena protección de la identidad del denunciante.

Les damos un parte de tranquilidad a las personas que vivan en Boyacá y en las zonas más apartadas de le región, porque estaremos allí, no hay zona vedada para el ejército y tengan la seguridad de que estaremos velando por la tranquilidad y seguridad de todos”, concluyó el coronel Zapata.

La Primera Brigada, la Brigada 16 y la 18 del Ejército Nacional, avanzan en tareas conjuntas para preservar la tranquilidad en todas las áreas limítrofes entre Arauca, Boyacá, Casanare e incluso, a la zona limítrofe con Venezuela.

Son alrededor de 1.200 soldados del Batallón de Alta Montaña y 900 del Batallón Tarqui los que se encuentran alerta “cuidando los activos estratégicos del territorio, como vías y zonas rurales, y mantienen el control militar del área”.

Cargando