¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La experiencia a bordo de Logos Hope, la librería flotante que visita Barranquilla

La primera tarde se recibieron 4.058 visitantes.

Barco Logos Hope, la biblioteca flotante más grande del mundo. /

Masiva, así ha sido la asistencia de los barranquilleros que se han volcado hasta la sede de la Dimar en Barranquilla, donde está ubicado el buque Logos Hope, la librería flotante que estará en Barranquilla hasta el próximo 27 de enero. Solo en su primera tarde de estar en la ciudad, recibieron a 4.058 visitantes.

“Barranquilla es una ciudad muy alegre que se parece mucho a México, yo me siento como en casa” son las palabras de Pavel Martínez, Coordinador de Medios de Logos Hope y quien además estuvo compartiendo con el equipo de Hoy por Hoy Barranquilla durante la transmisión que se realizó este viernes 5 de enero desde el barco.

Así como él, alemán Samuel Hils, el capitán a cargo del barco, también se ha mostrado muy expectante no sólo con la ciudad sino también con la gente, considerada como sonriente y alegre para varios de los 400 voluntarios de 67 países que viajan a bordo del buque.

Pero la tripulación no es la única expectante, los barranquilleros e incluso turistas que ya se han dado cita en el lugar, afirman que la experiencia es maravillosa y que es un plan para no perderse. “Yo vine ayer a traer a unos amigos pero hoy nuevamente volví solo porque me gustó mucho lo que vi y la multiplicidad de libros que se encuentra uno en este lugar” asegura Ciro Mena, un chocoano que lleva muchos años viviendo en Barranquilla.

Para otros visitantes, ha sido fascinante no sólo lo que encuentran en la librería sino también el hecho de poder estar dentro del gigante barco “Es interesante porque nunca me había subido en un barco y hoy se da esta oportunidad y aproveché que mis hijas me insistieron. Además la experiencia ha sido buena porque me encanta cocinar y he encontrado variedad de libros de cocina” explica Pedro Iriarte, una de las personas que decidió adentrarse en el mundo cultural. Él agregó que es muy interesante que muchos de los voluntarios hablen inglés porque así las personas conocen de otros idiomas.

Son docenas de niños, jóvenes, adultos y familias las que se pasean por los pasillos de la librería donde se pueden encontrar títulos relacionados con cocina, libros infantiles, hasta superación personal y liderazgo.

El barco también cuenta con una cafetería para departir con los tripulantes de más de 60 países alrededor del mundo y un teatro en el que se realizarán a lo largo de estas tres semanas que estarán en la ciudad, eventos de intercambio cultural para las familias y el disfrute de los asistentes.

Cargando