¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Por sus propios medios, el caimán Coco regresó a su sitio natural en Puerto Berrío

Pese al costoso traslado a otra ciénaga, el animal regresó a donde estaba en el barrio Grecia.

Después de unos 3 meses del traslado del caimán conocido como Coco desde una ciénaga en la zona urbana a una reserva natural en Puerto Berrío, Magdalena medio antioqueño, debido a que ponía en riesgo la seguridad de la comunidad de un barrio, el animal regresó en las últimas horas a su hábitat.

La comunidad todavía recuerda el gigantesco operativo de las autoridades -que costó unos 20 millones de pesos-, como si se tratara de la captura de un gran capo de la delincuencia, en el que participaron 70 soldados del Ejército Nacional, 15 Policías y 10 expertos de la Corporación Autónoma Regional Corantioquia y el Zoológico Santa Fe de Medellín.

El caimán aguja, de más de dos metros de largo, llegó a mediados de septiembre a un pequeño lago en el barrio Grecia, de Puerto Berrío, y era alimentado por los vecinos del sector con animales domésticos y hasta mascotas, lo que obligó a las autoridades ambientales a reubicarlo en la ciénaga Chiqueros, ubicada a más de 30 kilómetros del pequeño lago donde estaba.

Con lo que no contaban las autoridades y la propia ciudadanía es con el sentido de orientación del caimán Coco para regresar a su charco en el barrio Grecia, para sorpresa de los vecinos del sector, que, de nuevo, comenzaron a llegar al lago a alimentarlo y tomarle fotos.

Ahora, con el acompañamiento de los expertos, buscan adaptarle un espacio en el lago e iniciar una capacitación a la comunidad vecina para que puedan convivir con el anfibio.

 

 

Cargando