¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Hospitales de Boyacá reciben el 2018 con crisis financiera y cierre de servicios por falta de recursos

Las deudas de las EPS a los hospitales de Boyacá están obligando a cerrar servicios de salud por falta de recursos

Las EPS arrancan el 2018 siendo los principales deudores morosos de la red hospitalaria pública y privada de Boyacá.

El cierre de servicios en varios centros asistenciales y el riesgo de cierre de otras instituciones de salud por la difícil situación financiera que atraviesa la red de salud, causado en su mayoría por la alta cartera que adeudan las EPS, es el panorama con el cual despide el año 2017 la red de hospitales públicos y privados en Boyacá.

Si no hay flujo de caja no es posible que los centros asistenciales funcionen bien, y por eso, lo que está en juego es la supervivencia de las clínicas y los hospitales grandes y pequeños, públicos y privados en el departamento.

Los gerentes de clínicas y hospitales de segundo y tercer nivel, presentaron formalmente sus quejas ante más autoridades de salud, señalando la profunda crisis en la que se encuentra el sector salud y la imperativa necesidad de obligar a las EPS a que saneen sus obligaciones para no afectar a los pacientes.

El Secretario de salud Germán Pertúz dijo en Caracol Radio que el incumplimiento en el pago de sus deudas está obligando a cerrar servicios en Boyacá.

“La situación realmente es crítica en el departamento. La Clínica de los Andes cerró 9 servicios por el flujo de recursos, hemos escuchado el rumor de que la Unidad de Cuidado Intensivo que funciona en la clínica El Laguito de Sogamoso, va a cerrar y lo mismo puede pasar con la UCI de Salud Vital, lamentamos que los representantes legales de las EPS, quienes toman la decisión, no asistieran a la mesa de trabajo, porque queríamos hacerles entender que el paciente no es afiliado a la Gobernación de Boyacá ni a ningún hospital, sino de las aseguradoras que son las que reciben la plata mensual, para velar, vigilar y prestar un buen servicio de salud a las personas”, manifestó Pertúz.

No pagar a tiempo según el secretario de salud, le generará a las EPS costos más elevados “porque ya no tendrán la oferta suficiente de UCI en el Departamento y tendrán que remitir los pacientes a Bogotá, y esto generará las acciones de tutela que obliguen al asegurador a pagar viáticos, transporte, estadía y manutención, tanto del enfermo como del acompañante, y nos encargaremos junto con las personerías, a hacer que las EPS cumplan con estos fallos de tutela, porque los usuarios merecen respeto y cumplimiento”.

La Red, tanto pública como privada del departamento, de mediana y alta complejidad, se está uniendo, y en la segunda semana de enero del 2018, se va a llevar a cabo una reunión con prestadores y Secretaría de Salud, para revisar las condiciones de mercado y establecer cuáles condiciones se pueden establecer desde la propia Red para que sean ellos, y no los aseguradores quienes pongan las reglas.

“Se hizo la invitación para que se trabaje de la mano en pro de la salud de los boyacenses, los servicios continúen abiertos y se mejore el flujo de efectivo hacia los hospitales y las clínicas privadas, pero si no se empieza a ver un verdadero cambio, la Red del Departamento, pública y privada, será la que ponga las condiciones de mercado y tome medidas como el cierre de servicios a las EPS que no paguen. Queremos que respeten al usuario”, indicó Pertuz González.

El paso a seguir para superar la situación que afecta el acceso a servicios de salud de la población es que se cumplan los procedimientos de saneamiento y aclaración de cuentas del sector salud, a través del cruce de información de los Regímenes Contributivo y Subsidiado, y determinar el estado de las cuentas (si hay coincidencia fijar y suscribir compromisos obligatorios de pago – si no hay coincidencia aclarar y depurar la información que no coincide entre los actores del sistema).

Cargando