¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

PRIMICIA CARACOL RADIO

Frente al botadero Doña Juana se están realizando las necropsias en Bogotá

Los trabajadores denuncian precarias condiciones, pero el director de Medicina Legal responde que es una situación transitoria y que se están solucionando los problemas.

Entrada a Medicina legal frente al botadero Doña Juana /

¿Sabía usted que a los muertos en Bogotá los pasean media ciudad antes de practicarles las pruebas legales para determinar las causas de los fallecimientos? En efecto, las necropsias no se están haciendo en el viejo edificio de la calle sexta con avenida Caracas, el cual entró en remodelación y ha tenido múltiples problemas en ese proceso.

Ahora las necropsias se hacen a pocos metros del botadero de basuras Doña Juana, en un cementerio sobre el cual pocos habitantes saben de su existencia.

Pero lo más grave del asunto no es el “paseo” a que son sometidos los difuntos y los trabajadores encargados de averiguar por qué partieron de este mundo. El sindicato de Medicina Legal denunció que ese proceso se está haciendo en condiciones precarias, al punto que algunos cadáveres han quedado a la intemperie y los tienen que limpiar con paños porque no sirven las cañerías.

Y es que los procedimientos habrían bajado notablemente su calidad, desde que la entidad decidió contratar la remodelación y modernización de la tradicional morgue de la sexta con Caracas y las necropsias trasladadas provisionalmente al cementerio Serafín, ubicado en el Barrio Mochuelo, de la localidad de Ciudad Bolívar.

Las denuncias

Según Javier Oviedo, del sindicato de Medicina Legal, son precarios los procedimientos de necropsias y las condiciones laborales de quienes los realizan, un grupo de 40 personas entre asistentes y profesionales.

Oviedo indicó que la morgue, ubicada en el cementerio Serafín, no cuenta con la capacidad para atender el volumen de trabajo que requiere la ciudad, por lo que se han presentado las siguientes irregularidades:

1. Algunos cuerpos que han quedado a la intemperie porque no hay donde almacenarlos.

2. Trajes que utilizan los médicos forenses han tenido que llevarlos a sus casas para lavarlos porque no hay contratado un servicio de limpieza.

3. En algunos momentos han negado la entrega de hojas de bisturí para realizar los procedimientos de necropsias.

4. Hay sobrecarga laboral, pues el personal es insuficiente.

5. También son insuficientes las mesas para realizar las necropsias; solamente hay cinco.

6. Denuncian supuesta falta de planeación en el proceso de modernización y remodelación de la morgue de Bogotá.

Oviedo además denunció que la zona donde se realizan estas tareas es insegura, al punto que algunos de los integrantes del grupo de necropsias han sido atracados.

La respuesta de Medicina Legal

Carlos Eduardo Valdés, director de Medicina Legal / Foto: Colprensa

Caracol Radio buscó la respuesta del director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, quien reconoció las dificultades que se vienen presentando con el proceso de modernización de la morgue de Bogotá e indicó que se están tomando las medidas necesarias para que el impacto sea mínimo.

“Desde el año de 1943, cuando se construyó la morgue de Bogotá, no se le habían hechos reparaciones profundas. Llegamos al punto de que todo el sistema hidráulico, desagüe, manejo de residuos tóxicos eran totalmente ineficaces y generaban un alto riesgo biológico y físico para los trabajadores del Instituto”, señaló Valdés.

Pero sobre las denuncias hechas por el sindicato, desmintió algunas cosas, como la de que los trajes para trabajar los hayan tenido que llevar a sus casas para lavarlos. No es cierto, las prendas que se utilizan son desechables, aclaró.

“Desafortunadamente Bogotá, con más de 8 millones de habitantes, no tiene una morgue alterna y gracias a la colaboración con el gobierno de Distrito Capital hemos adecuado y utilizado la morgue del Cementerio Serafín. Allí hemos instalado 4 mesas principales y 2 accesorias para adelantar las labores diarias”, añadió el director del Instituto de Ciencias Forenses.

Reconoció que se han presentado varias complicaciones con el manejo de los líquidos. “La semana pasada, por descuido de los mismos médicos, se taparon algunas cañerías luego de que dejaran filtrar algunas compresas, pero eso ya está solucionado”, señaló.

Frente a la denuncia de cadáveres a la intemperie, Valdés explicó: “unos cuerpos estuvieron por dos días mientras reparaban la situación de las cañerías, se tuvo que hacer un trabajo de plomería y fue necesario evacuar una sala. (Los cuerpos) estuvieron dos días, pero no a la intemperie sino en una sala que da a un patio y que fue debidamente adecuada”.

Ante los reclamos de funcionarios víctimas de la inseguridad, señaló que la entidad puso a disposición del personal que se encuentra trabajando en esta morgue rutas de buses para que los trasladen y los dejen en lugares donde puedan tomar transporte público seguro.

“Entendemos que allí no es la mejor morgue, pero estamos trabajando para tener la mejor de Latinoamérica y estamos resolviendo los problemas en la medida en que van apareciendo”, sostuvo el funcionario judicial.

La remodelación

El viejo edificio de Medicina Legal / Foto: Colprensa

En el proceso de remodelación de la morgue de Bogotá se están invirtiendo cerca de 9.000 millones de pesos y, según el director de Medicina Legal, se espera que esté terminada en diciembre del 2018, por lo que los difuntos de los próximos 12 meses tendrán que ser llevados hasta el cementerio Serafín.

Dijo que una de las principales dificultades con la que se han encontrado son las fallas estructurales del viejo edificio de la sexta con Caracas, que han tenido que ser reparadas.

“Este proceso se inició a comienzos de año, se ha demorado porque el edificio donde está construido Medicina Legal no cuenta con las normas sismo resistentes y hoy estamos obligados a que las cumpla. Por eso nos ha tocado reforzar todas las estructuras y esto nos ha llevado tiempo, un factor de demora”, explicó Valdés.

Mejor nivel científico

En dotación, Valdés indicó que ya se compraron 12 mesas alemanas para ampliar la capacidad de la morgue para el trabajo rutinario y especial.

Vamos a aumentar el rescate de tejido para donación, huesos, córneas, válvulas cardiacas, con el propósito de tener una morgue con capacidad para rescatar tejidos”, señaló.

También dijo que otro cambio permitirá que la morgue tenga en el futuro todos los estudios digitalizados para mejorar la eficacia, el servicio y haya una conexión directa con la Policía Judicial.

En promedio, Medicina Legal realiza diariamente entre 18 y 26 necropsias y por la temporada de diciembre se registra un retraso de entre 3 y 4 horas en la entrega de los cadáveres a los reclamantes.

Cargando