¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Excombatientes de las Farc en Antioquia, celebraron su primera Navidad en paz

En las cinco zonas de normalización, se adelantaron actividades, con la tradición de la natilla y el buñuelo.

Por primera vez sin fusiles, sin el temor de sentir a la fuerza pública al oído y con el regalo de tener sus familias cerca, los exguerrilleros de las Farc, ubicados en las cinco zonas de concentración, vivieron un momento inolvidable.

“Cómo no recordar la navidad pasada y sonreír al vernos aquí”, exclamó Aicardo Graciano, un hombre excombatiente de las Farc que después de 20 años vive una navidad diferente, por primera vez tuvo la oportunidad de comprar su árbol de navidad, por eso no dudó un segundo en afirmar que este diciembre parte su vida en dos, porque años atrás lo que está viviendo era inimaginable.

"Cuando uno estaba en la guerra uno no esperaba una navidad de estas, queda para la historia, porque uno no esperaba salir al pueblo, comprar sus cositas para adornar la casa. Desde el 97 hasta hoy, no sabía lo que era comprar un arbolito, que significa paz, alegría, familia y amigos", afirmó.

Junto a otros de sus compañeros y miembros de la comunidad de Llano Grande en Dabeiba, Antioquia, fueron los encargados de preparar la inolvidable cena navideña que acompañaría la novena al Niño Dios y en la que no podía faltar la tradicional natilla con buñuelo.

"Hace 32 años no estaba en estas condiciones, pero ya si, para todo hay una primera vez, ya comenzamos y por eso espero que no sea la primera ni la última navidad reunida con las familias y con tanta gente, incluso esa con la que antes ni siquiera nos hablábamos, es más, hasta con el mismo Ejército y la Policía que nos considerábamos enemigos, aquí estamos juntos, esto es un triunfo”, fueron las palabras de Luz Ortiz, luego de ver como quedaban los platos vacíos como muestra de exquisitez.

Para sorpresa de algunos visitantes, pues en Llano Grande pareciera ser desde hace un año en una situación cotidiana, la cena navideña contó con invitados especiales, en una misma mesa se sentaron víctimas y victimarios a compartir los alimentos.

La oficina del Alto Comisionado para Paz impulsó este espacio para seguir sumando actos de reconciliación y regalando momentos épicos, en estas zonas donde el conflicto llegó, causó dolor y quiso quedarse, pero para fortuna de muchos fue derrotado, por eso, esta Navidad es histórica para el país, dice Luis Gonzalo líder comunal de la vereda.

“Esto nunca se había visto y es un ejemplo para muchas regiones. Esto es histórico, por eso le demostramos al país que si podemos hacer la paz y que todos podemos contribuir, uniéndonos, por eso espero que en esta navidad haya amor y reconciliación”, dijo.

Las 26 zonas veredales del país transformadas en Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, recibieron la navidad con la esperanza de que esta será la primera de muchas en paz, en familia y compartiendo con sus vecinos y amigos. “Que los niños digan que quieren paz, que están felices y tranquilos, eso no tiene precio” concluyó Luz Cartagena.

 

Cargando