¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

300 aprendices del SENA en Bolívar participan en proyecto para reutilizar elementos desechados

‘De la chatarra al arte’, proyecto de aprendices SENA

Encontrar la manera de reutilizar residuos inertes para convertirlos en piezas de arte y darle un mejor manejo a estos elementos altamente contaminantes, se convirtió en el objetivo de los aprendices del SENA en Bolívar, quienes aprovechan los materiales de la formación que finalizan su vida útil y los sobrantes de chatarrería para crear adornos de interiores.

“Este proyecto nace de la idea de darle un mejor aprovechamiento a los elementos que aparentemente son reciclables desde el punto de vista mecánico. Por eso, los aprendices son el motor de este proyecto, ellos examinan elementos como: cigüeñales, ejes de bombas, árbol de leva, cadenas, sprocket, y crean piezas decorativas como lámparas, relojes, mesas, sillas, portarretratos, etc, ayudando a minimizar el impacto de la chatarra en el medio ambiente”, asegura, Jhonny Uparela, Instructor SENA del centro de formación mencionado.

Son cerca de 300 aprendices de los programas tecnólogos en: Mantenimiento Mecánico Industrial, Electricidad y Mantenimiento Electromecánico del Centro Para la Industria Petroquímica en Bolívar quienes participan de este proyecto, “cuando pensamos en mecánica, nos vamos al concepto de reparar máquinas, arreglar piezas que no sirven, sin embargo, yo veo más que chatarra y desechos, visualizo cómo lo puedo transformar en un adorno de una casa u oficina y la oportunidad de aportar al medio ambiente”, expresa, Jhon Barrera, aprendiz del programa Mantenimiento Mecánico.

Según cifras de las Naciones Unidas recopiladas por el Instituto de Industrias del Reciclaje de Desechos de los Estados Unidos, en el 2015 las exportaciones de los residuos de materias primas rondaron los 180 millones de toneladas, de los cuales la chatarra representa la mayor representatividad con 87 millones de toneladas, seguido por los metales no ferrosos (16 millones de toneladas) y de los plásticos (12 millones de toneladas).

Con tantos niveles de producción de estos desperdicios, se hace necesario enfrentar el reto de identificar lo que sea potencialmente reciclable y generar mayor conciencia sobre el adecuado manejo de estos residuos, “me encantaría que este proyecto fuese replicado en diferentes partes del país, para que seamos más consciente de los diferentes usos que se le pueden dar los materiales como el hierro, plástico, metales y elementos eléctricos”, dice, Jesús Pérez, aprendiz del programa Mantenimiento Mecánico.

Lo que inició como un taller para potencializar las competencias de los aprendices, se visiona como un proyecto de emprendimiento que busca crear a partir de chatarra, piezas artísticas con valor comercial y además generar conciencia de responsabilidad ambiental.

Cargando