¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Expolicía capturado en Barranquilla, había pagado una condena en Valledupar por abuso sexual

“Era un policía normal y venía con frecuencia a la estética donde intentó violar a una empleada”, recuerda una residente del barrio 12 de octubre.

El patrullero Levit Aldemar Rúa Rodríguez llevaba dos años en la Policía, asignado a la estación del corregimiento de La Vega, cuando a las 4 de la tarde del 23 de junio de 2010 fue capturado por otros uniformados en el barrio 12 de Octubre, en un salón de estética y belleza. 

Allí tras solicitar unos masajes relajantes, intentó violar a una empleada. Luego de cerrar la puerta del establecimiento, sacó un cuchillo y una cuerda con la que pretendía amarrarla. 

La mujer alcanzó a golpear una división y el ruido alertó a unos niños que avisaron a un vecino y este a la policía del cuadrante. 

La señora Margarita Florez, vecina del lugar, relata los hechos: “Él era un policía normal, frecuentaba el barrio por estar cerca del comando de la Policía y venía a la estética. Cuando pasó eso, todo el mundo salió, gritaban, lo insultaban. Yo lo conocía porque nosotros vendemos comida hace más de 20 años y él varias veces almorzó en el restaurante. Siempre pasaba como todos los patrulleros y saludaba, nadie hubiera pensado que él era capaz de hacer algo así”. 

“Quién sabe cuántas violaciones tendrá encima. Ahora que lo cogieron en Barranquilla veo las fotos y está igualito. Viéndolo en el periódico me pregunto si es que a él le gustaría la cárcel, porque de verdad es que es un violador en serie”, afirma la vecina. 

Levit Aldemar Rúa Rodríguezfue enviado a la cárcel de máxima seguridad de Valledupar, donde purgó 7años por el delito de acceso carnal abusivo.

Cargando