¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Denuncian acoso sexual y laboral en Secretaría de seguridad de Medellín

El victimario dirigía uno de los programas en que laboraba la víctima y hoy se encuentra encarcelado.

Hace varios años, la joven sicóloga Olga Ramírez Zapata es contratista de la Alcaldía de Medellín y trabaja en el programa Delinquir no paga, que se desarrolla en la Secretaría de Seguridad del municipio. En ejercicio de su profesión de sicóloga tenía entre sus actividades la prevención de delitos con menores de edad, con labores en las Instituciones educativas de la ciudad. 

Hasta el pasado mes de septiembre 2017, Dubian Andrés Tobón Orozco fue el director del programa Delinquir no paga, adscrito a la Secretaría de seguridad de Medellín, donde trabajó por varios años, primero como un empleado más, pero donde escaló posiciones y en enero de 2016 asumió la dirección de este programa. 

Estas dos personas, Dubian y Olga, fueron compañeros de trabajo durante algunos años y no hubo contratiempo alguno entre ello. 

Sin embargo, según la denuncia de la sicóloga Olga Ramírez, conocida por Caracol Radio, cuando Dubian Andrés Tobón Orozco asumió el cargo de jefe de ese programa social, al comenzar el gobierno de Federico Gutiérrez, habrá comenzado el acoso laboral y sexual contra varias de sus subalternas, algunas de las cuales no quisieron denunciar en su momento por miedo a quedar sin empleo o como en la mayoría de los casos, a perder credibilidad. 

Sentían que nadie les creería su versión porque se trataba del jefe de esa dependencia de la Secretaría de Seguridad, y también estaban temerosas de las murmuración “y del qué dirán, si se llegasen a enterar de la situación que vivían” por cuenta de las acciones de su jefe. 

Pese a este silencio, y como parte de una investigación completamente distinta, la Fiscalía General de la Nación detectó la existencia de este ilícito de las víctimas, y –de oficio- procedió a instaurar las denuncias judiciales pertinentes y emprender la investigación por estos hechos en particular. 

Caracol Radio conoció que como parte de la práctica de pruebas en otro proceso judicial, la Fiscalía descubrió información que permitió conocer el acoso sexual y laboral del que era víctima la sicóloga Olga Ramírez Zapata entre el mes de febrero y agosto de 2016. 

“Prácticamente, el acoso consistía en que él abusaba de su poder para besar -cómo te explico-, para besarme, para tocarme, en las ocasiones en las cuales él veía que tenía la posibilidad, en los momentos a solas. Lo llamaba a uno a la oficina, y sin decir mayor cosa, simplemente pasaba sus manos por el cuerpo de uno y otro tipo de situaciones, de las cuales no estoy autorizada a hablar”, confesó a Caracol Radio la muchacha denunciante, quien aún está vinculada a la Secretaría de Seguridad de Medellín, como contratista. 

La víctima confesó que su jefe en esas oficinas Dubian Tobón Orozco, se aprovechaba de su jerarquía para proceder a tocarle el cuerpo. Indicó que el poder político que tiene un jefe en cargos públicos es conocido y ellos lo saben. 

“Yo creo que ellos tienen tanta claridad del poder que ejercen y nosotros tenemos también la claridad del poder que ellos tienen… ellos eso no lo tienen que decir.

La presión es más desde la sumisión, desde un punto donde tú no puedas gritar, donde no puedas hablar, donde sepas que tiene que acceder. Buscan, por ejemplo, momentos a solas o donde hay mucha gente afuera de la oficina, donde tiene que guardar silencio”, relató la señora Ramírez Zapata al divulgar, a través de Caracol Radio, el drama que le ha tocado vivir debido al abuso físico, sexual y laboral. 

Según la señora Ramírez Zapata, el señor Dubian Tobón Orozco escogía, un perfil específico de las mujeres, al parecer vulnerables, quienes necesitan con urgencia el trabajo o sumisas, y en ese contexto poder acosarlas sexualmente. 

“Es el tipo de mujeres que en este caso específico, de este proceso, se buscan. Una madre cabeza de familia como lo soy yo, la cual tengo bajo mi cargo 5 personas, donde nadie más ingresa sustento económico. Ya solo con que ellos manejen ese tipo de información, en este caso este señor, con esa información ya hay un sometimiento, porque ella tiene que acceder a cualquier cosa porque no se puede quedar sin trabajo”, analizó en su diálogo con Caracol Radio. 

En el tiempo en que supuestamente se cometió este acoso sexual, el Secretario de seguridad era Gustavo Villegas (hoy detenido por otros hechos ajenos a estas denuncias). En enero de 2016 no le renovaron el contrato de trabajo a la señora Olga Ramírez, denunciante, pero cuando ella quiso conocer el motivo de esta decisión, -según ella- el señor Dubian Tobón le prohibió a los demás compañeros que le informaran las causas. Un mes después fue reintegrada a su cargo y ahí comenzó el acoso. 

La Secretaría de seguridad de Medellín como la Alcaldía municipal, según la víctima, conocen esta investigación, tanto así que un alto funcionario le solicitó la renuncia al acusado de estos hechos –Dubian Tobón-, aunque en los despachos de la administración municipal circuló la información según la cual renunció al cargo de manera voluntaria. 

“Ni de la Secretaría de seguridad ni el secretario de seguridad se han acercado a preguntarnos, cómo vamos, qué pasó, cómo va el proceso “, lamentó la denunciante, y agregó que se decidió a entregar las declaraciones Caracol Radio porque no quiere que se repita esa situación con ninguna otra mujer en la administración municipal, ni en Medellín ni en ningún otro lugar.

 “Cuando tú decides y entiendes que uno no se puede quedar callado, que finalmente aunque yo no lo denuncié, fue la fiscalía la que encontró las suficientes pruebas para vincularlo a él, tú ya lo tienes que asumir porque entonces si seguimos en el silencio, si yo no siento apoyo de nadie, si sigo permitiendo, todo lo que hemos permitido, entonces ¿a dónde va a parar esto?, cuestionó. 

Recalcó que en el sector público este tipo de acosos sexuales es más frecuente de lo que se cree: “Son demasiadas. Además, porque este es un gremio donde los concursos para puestos públicos son muy pocos y trabajan demasiados contratistas. Es muy complicado, y yo siento que Colombia todavía es un país machista donde esto trae más problemas que beneficios". 

Actualmente, Dubián Tobón se encuentra detenido en la Cárcel Bellavista, acusado de acceso carnal, aún que está pendiente de la audiencia de acusación, Caracol Radio conoció que los abogados de Tobón solicitaron a la juez que lleva el caso, que se le dé el beneficio de detención domiciliaria mientras llega la próxima la audiencia. 

Versión de la defensa: 

Uno de los abogados que hasta hace pocos días fue defensor del excontratista de la Secretaría de Seguridad de Medellín, Dubian Tobón, explicó a Caracol Radio –bajo la condición de anonimato-, que su defendido es inocente y las acusaciones de la sicóloga Olga Ramírez serían consecuencia de la decisión administrativa de no renovar algunos contratos a varias personas que trabajaban en esa dependencia y que quisieron volver a trabajar en el programa Delinquir no Paga

Frente a este tema, el jurista aseguró que el procesado no tenía ningún cargo que le permitiera cancelar o contratar a alguien en esa dependencia, y argumentó que la supuesta comisión de ese delito ocurrió hace varios años, por lo que ya prescribió y ya no se catalogaría como delito, lo que tendrían que probar las víctimas. 

Indicó además que hasta el momento solo se conocen pruebas testimoniales, por lo que, en su criterio, ello sustenta aún más la inocencia de Dubian Tobón.

Según el abogado, este martes, Dubian Tobón tiene nueva audiencia, donde le definirán si le revocan la medida de aseguramiento o la confirman. La solicitud de quienes fueron sus abogados, es que se le revoque la medida, con el argumento de que no es un peligro para sociedad, y recalcó además que aun el juicio no ha iniciado. 

El proceso lo asumió un defensor de oficio, porque quienes defendían al señor Tobón renunciaron debido a que actualmente son compañeros de trabajo de algunas de supuestas víctimas y para no entorpecer la investigación decidieron no continuar asesorándolo.

Cargando