¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

26 DE NOVIEMBRE DE 2017

"Mi maestro, el hambre": Ricardo Gómez Capacho

Esta es la historia inspiradora de un empresario del sector automotriz que vivió en la calle; probó la droga y salió adelante, inspirado en el pasaje bíblico del rey Salomón.

La glorieta del barrio El Poblado de Girón se convirtió en el hogar de Ricardo Gómez Capacho, un adolescente de 14 años quien se había escapado de la casa de sus padres, en el barrio Transición, en el norte de Bucaramanga.

Ricardo dormía en la calle, abrazado a una bicicleta, hasta que el vigilante de un parqueadero, lo dejó dormir en un bus de Copetrán.

Si a algo reconoce Ricardo, como su gran maestro es al hambre, una sensación que se calmó durante 6 meses, a punta de fríjol blanco pues a su hermano, le habían pagado en especie el trabajo efectuado en un pueblo del sur del Cesar.
El pasaje bíblico del rey Salomón inspiró a Ricardo para salir adelante; en vez de pedir dinero, siempre solicitó sabiduría.

Pocos años después, el empresario automotriz estaba trabajando en Ecopetrol y luego, renunció para comprar el primer taller de mecánica.

Hoy, con los problemas resueltos, Ricardo recuerda la figura de Enzo Ferrari, el hombre que soñó con la creación de un automóvil y que terminó edificando un emporio.

Desde Ceinautos, nuestro Personaje de la Semana, enseña a jóvenes, incluso mujeres, los secretos de la mecánica y de paso, los de la vida. Una historia inspiradora en el Personaje de la Semana.

Cargando