¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Por qué el SITP llegó a esta crisis?

Hoy los pasivos de los operadores ascienden a los $3 billones.

Cuando fue estructurado el Sistema Integrado de Transporte se dijo que sería una operación viable desde el punto de vista financiero y que los bancos podrían respaldar la propuesta, lo que inicialmente ocurrió con los nueve operadores, quienes recibieron financiación por dos billones de pesos.

Pero la realidad que se ejecutó resultó distinta de lo que se estructuró. Por ejemplo: se tomaron decisiones de no incrementar tarifas y no se cumplió con la expectativa de la demanda de pasajeros, puesto que se pretendía que al año 2017 se estuvieran movilizando 4.000.0000 de pasajeros al día, cuando hoy esa cifra solo llega a 2.500.0000.

Esta falla en la estimación de pasajeros se debe a la cantidad de colados, al incremento del parque de motocicletas, a la falta de cumplimiento para la entrega de los patios de buses y, lo que más ha afectado la reducción de pasajeros, a la demora en la implementación del sistema.

El sistema tiene dos fuentes financieras: la primera es la tarifa que pagan los usuarios; la segunda, el fondo de estabilización tarifaria, que se alimenta de recursos del presupuesto distrital.

La estructuración tarifaria quedó establecida a 24 años y suponía un crecimiento de tarifa cada año, según la inflación esperada. Pero durante la administración de Gustavo Petro no hubo un incremento en el pasaje del SITP ni en el del Transmilenio.

Así mismo, en la licitación quedó establecido un valor a pagar por cada bus tradicional, para garantizarles a los propietarios la salida de la prestación del servicio o que se integraran a través de una modalidad de pago por rentas. Pero durante la administración del ex alcalde Samuel Moreno se incrementó ese valor de cada bus, para frenar un paro que adelantaron los pequeños transportadores.

Inicialmente se tenía un valor de renta por modelo y año del bus tradicional, pero luego de esa decisión se incrementó entre un 20% y un 50% la renta mensual, sin que, ante esos nuevos valores, los operadores del SITP obtuvieran créditos por parte de los bancos

Luego de 7 años aún siguen rodando por las calles 4.500 buses tradicionales, que desde el 2015 se denominan SITP Provisional.

Y la realidad es que dos empresas están en quiebra y dejaron de operar dos zonas de la ciudad, mientras que los otros siete operadores del SITP acumulan pérdidas por más de medio billón de pesos en los últimos tres años.

Cargando