¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El congreso discute hoy por octava vez la ley que busca prohibir el uso del asbesto en Colombia

Los promotores dicen que el país ahorrará gastos en salud y evitará cientos de muertes.

Según los familiares de las víctimas de esta sustancia, hoy es un día histórico para Colombia, ya que se debate en la Comisión VII del Senado el proyecto de Ley Ana Cecilia Niño para prohibir la producción, comercialización, exportación, importación y distribución de cualquier variedad de asbesto en Colombia, con el ánimo de prevenir las enfermedades producto de esta fibra. Esto significaría para los promotores de la ley, ponerle el freno a cientos de muertes por esta causa.

En manos de los senadores está nuevamente darle luz verde a una Colombia sin asbesto.

Y es que en el país mueren alrededor de 400 personas al año aparentemente por el uso de cualquier tipo de asbesto, un mineral que para expertos en el mundo, es maligno y silencioso, que se emplea especialmente en elementos de construcción y en sustancias para el sector automotriz.

Sin embargo las víctimas del asbesto en Colombia podrían ser mucho más, según el Instituto Nacional de Cancerología.

La Asociación Colombiana de Salud Pública, familiares de las víctimas mortales, enfermos actuales por causa del asbesto y médicos especialistas dentro de otros expertos, le pidieron al Congreso de la República que le den el sí este miércoles a la ‘Ley Ana Cecilia niño’, que por octava vez pretende prohibir el asbesto en Colombia.

La senadora autora del proyecto, Nadia Blel, señaló que “esta vez esperamos coherencia del gobierno y que las políticas de salud y protección de la vida vayan en este debate por encima de la industria, por encima de los intereses económicos tiene que primar la salud de los colombianos”.

Por su parte, Daniel Pineda, promotor de la iniciativa ‘Colombia sin asbesto’, y esposo de Ana Cecilia Niño, (nombre con el cual se bautizó al proyecto de ley), explicó en Caracol Radio que “a diferencia de los anteriores oportunidades, tenemos más apoyo del estado y de varios ministerios como el del trabajo y de salud, y nos sentimos más fuertes con nuestros argumentos científicos y sociales, con muchos activistas y expertos acompañando nuestra lucha, y esperamos que pesen sobre el senado para que se tome la decisión adecuada y correcta para proteger las vidas de los colombianos”.

Cientos de profesionales de la salud en Colombia que han estudiado los impactos del asbesto en el ser humano, esperan que el congreso tome en cuenta la evidencia científica y que se establezcan medidas y normas que favorezcan tanto la reducción de exposición de ciudadanos a los asbestos como la conversión y transición del sector productivo en procura de producir y comercializar materiales alternativos y que garanticen la preservación de salud de los colombianos.

Sobre la conveniencia de erradicar el asbesto en Colombia, la Asociación Colombiana de Salud Pública señaló que “la prevención primaria reduce el costo para los servicios de salud y ayuda a asegurar la sostenibilidad de los gastos en salud. Así la forma más eficiente de eliminar las enfermedades relacionadas con los asbestos es detener su uso”.

Argumentan que “la prohibición de la importación, extracción y uso de asbestos en Colombia, dará la certeza a los industriales y los productores, como a los trabajadores y consumidores que después de la fecha de la aprobación de la prohibición de asbestos no serán serán utilizados en el país”.

Igualmente afirmaron que “dentro de las alternativas al uso de asbesto se ha promovido el uso de fibras como las de lana mineral y lana de vidrio, que comparten aplicaciones en aislamiento, y precios parecidos a los del amianto o asbesto. La Organización Mundial de la Salud, OMS, recomienda reemplazar el asbesto con sustitutos seguros desarrollando mecanismos económicos y tecnológicos que estimulen su reemplazo”.


De acuerdo con la OMS, 125 millones de trabajadores están expuestos a los asbestos en el mundo, que en todas sus formas, son causa de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), Mesotelioma, Cáncer De Pulmón, de Laringe y de Ovario.

Cada año 90.000 personas mueren de cáncer de pulmón, Mesotelioma o Asbestosis, en Colombia el Instituto Nacional De Cancerología ha estimado que cada 5 años se presentan más de 500 muertes atribuibles a los asbestos.

Cabe recordar que en agosto de 2017, el movimiento 'Colombia sin asbesto' denunció que la aprobación y buen curso del proyecto en mención estaba en riesgo debido al Lobby de Ascolfibras, asociación que defiende uso del asbesto a cargo del abogado Andrés Pinzón Rendón, quien se habría hecho pasar por periodista en el congreso, siendo especialista en derecho constitucional, y quien aparentemente, según las denuncias de los promotores de la ley contra el asbesto, buscaba hundir dicho proyecto.

De otro lado, el #ColombiaSinAsbesto ya es tendencia este miércoles en Twitter, y es que hace parte del movimiento que busca también a través de las redes sociales “buscar sensibilizar a los ciudadanos sobre las realidades científicas y peligros probados alrededor del uso de estos asbestos. Esperamos también que esta conciencia sobre la salud generada en los usuarios de las plataformas virtuales, también sea un punto a favor para lograr la aprobación de la Ley Ana Cecilia Niño”, mencionó Pineda.

Un dato coyuntural alrededor del asbesto, es que en 54 países, incluyendo los de la Unión Europea se ha prohibido su uso, inclusive Estados Unidos abolió este mineral hace 28 años aproximadamente.

Cargando