¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cidh pide al Gobierno determinar paradero indígenas desaparecidos en Alcalá

El ocho de marzo de 2017 los cuatro Embera Chami desaparecieron después de que salieran a pescar en la finca El Edén.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó al gobierno de Colombia adoptar las medidas necesarias para determinar el paradero y el destino de los cuatro indígenas Emberá Chamí, desaparecidos el ocho de marzo en zona rural del municipio de Alcalá, en el norte del Valle del Cauca, con el fin de proteger sus vidas e integridad personal; concertar las medidas necesarias a adoptarse con sus familiares y sus representantes; e informar sobre las acciones implementadas a fin de investigar los presuntos hechos y así evitar su repetición.

El jueves 21 de septiembre de 2017 se celebró la primera reunión de concertación entre el Estado de Colombia y las Autoridades Indígenas Emberá Chamí asentadas en el municipio Alcalá, luego que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgara Medidas Cautelares.

Los cuatro indígenas, desaparecieron después de que salieran de sus viviendas camino a una jornada de pesca en la finca El Edén, a unos 20 minutos de la cabecera municipal. En el grupo se encontraban dos adultos y tres menores de edad. Julio César Vélez Vásquez, Luis Adrián Restrepo, Brayan Stiven Vélez Restrepo, Luis Sebastián Namundia Vélez, Luis Mario Vélez, este último de doce años de edad y quien regresó a su casa después de un tiempo, lo cual lo deja como última persona que vio a sus hermanos en dicho lugar.

Luego de la desaparición de los indígenas, familiares y miembros de la comunidad Emberá Chamí interesados en encontrar sus seres queridos, han recibido amenazas de muerte que han generado desplazamientos forzados ante el desprecio y la absoluta desprotección del conjunto de las autoridades ordinarias de Colombia.

Durante Los meses de junio y septiembre de 2017 los familiares y líderes de la comunidad han sido hostigados en sus viviendas por hombres que se movilizan en horas de la noche, fuertemente armados, siendo evidente que los indígenas pueden ser asesinados.

La Cidh solicitó al Fiscal General de la Nación Néstor Humberto Martínez la reasignación inmediata de la Investigación de la desaparición forzada, las amenazas de muerte y desplazamientos forzados que se han generado por la búsqueda de la verdad, a una unidad especializada de Bogotá, donde existan garantías técnicas para la investigación y para la seguridad de víctimas y testigos.

Cargando