¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

DENUNCIAS

Fiscalía y Contraloría investigan dentro de la Industria Licorera de Caldas

Sindicato asegura que hace una semana se reabrió la planta de destilería en la Industria Licorera de Caldas y que además la Fiscalía y la Contraloría de Caldas adelantan investigaciones dentro de la empresa.

Industria Licorera de Caldas reabrió la planta de destilería y al mismo tiempo tiene presencia de funcionarios de la Contraloría y la Fiscalía. /

Desde hace una semana en el Industria Licorera de Caldas (ILC) reabrieron la planta de destilería que cuatro años atrás, la gerencia de ese entonces decidió apagar y no volver a producir en Manizales materias primas para la fabricación de sus productos, así lo informaron directivos del sindicato de esa empresa.

Carlos Anibal Loaiza, presidente del sindicato de los trabajadores de la ILC Sintrabecolicas, manifestó que la reapertura de se dio el pasado miércoles y que llevan aproximadamente 250 mil litros de alcohol extra neutro redestilado. Materias primas que según el directivo sindical estaban echándose a perder ya que por estar almacenadas estaban perdiendo grado alcohólico.

Loaiza aseguró que lo que se ha redestilado está arrojando un alcohol de excelente calidad para la producción de aguardientes y que estas pruebas les están dando la razón a los integrantes del sindicato que siempre alegaron, que era necesaria la reapertura de la planta para evitar gastos extras y sobre costos.

“Si esta redestilación se hubiera hecho antes, se hubieran ahorrado unos dineros importantes en la Licorera. En este momento, que llevamos solo una semana, el ahorro es de 700 millones. Estamos demostrando que era necesario prender la planta de destilería” manifestó el directivo sindical.

Loaiza agregó que desde mañana o pasado empezarán a destilar materias primas que están trayendo del Ingenio Risaralda para producir alcohol tafias, el cual es materia prima vital para la producción de ron y agregó que con las pruebas que harán se darán cuenta, de acuerdo a la calidad de tafias que se obtenga, si es o no necesario seguir importando estas materias primas como ya la Licorera, en esta administración, lo ha hecho con varios miles de litros.

“La Idea es continuar con esto y buscar que el mercado colombiano se fortalezca y seguir comprando estas materias primas en cualquier ingenio que sea colombiano, no nos interesa comprar este producto en el exterior”, explicó Loaiza, quién meses atrás denunció en Caracol Radio que la importación de tafias podría tener contratación irregular.

Fiscalía y Contraloría investigan dentro de la ILC

A la par que la ILC está redestilando materias primas que estaban almacenadas, investigadores del CTI de la Fiscalía y de la Contraloría de Caldas están haciendo averiguaciones pertinentes para encontrar argumentos que confirmen las denuncias que meses atrás hicieron en las instalaciones de esas dos entidades en Bogotá y través de los micrófonos de Caracol Radio los directivos de Sintrabecolicas.

Estas mismas denuncias las hizo el diputado Jorge Hernán Aguirre en una sesión de la Asamblea de Caldas a dónde fue citado el gerente de la ILC, Luis Roberto Rivas Montoya para que hiciera un informe de su gestión.

Las denuncias están relacionadas con posibles detrimentos patrimoniales entre otras irregularidades. El diputado Aguirre explicó que para la ILC no es rentable mantener cerrada la planta y que él cree que los entes de control van a dar una respuesta en el futuro acorde a las denuncias hechas por los sindicalistas, directivos, exdirectivos entre otros interesados.

Aguirre reiteró que entre las irregularidades que hay en la ILC a nivel administrativo, comercial entre otros, preocupa la contratación de compra de materias primas importadas y la calidad del sabor y olor que estás puedan producir especialmente en el ron viejo de Caldas. Agregó que aunque el gerente de la ILC ha hablado de certificaciones de los maestros roneros, no hay documentos que soporten las mismas.

“Cuando se le preguntó a la ILC, en especial al gerente que si el sabor y el olor del licor que tradicionalmente hemos tenido acá, fruto de escenarios propios como una miel virgen, el agua, de la altura el roble blanco y de unas condiciones que tienen algunos elementos entre ellas unas columnas o tarros verticales, si nosotros podíamos tener la plena garantía que el consumidor final iba consumir con unas tafias importadas un licor igual o mejor al que actualmente se estaba consumiendo, nos dijeron que los maestros roneros habían certificado esas condiciones orgánico -eléctricas no se iban a perder. Yo aún estoy esperando las certificaciones, incluso pedí copia pero no hemos podido acceder a ellas”, expresó.

El Diputado Aguirre dijo que “en ese orden de ideas la Licorera le debe respuestas de fondo a la comunidad caldense, sobre sí el olor y el sabor del Ron Viejo, especialmente ese producto, sigue siendo igual cuando las materias primas se traen de otro país y no es fabricado con las que a nosotros durante muchos años, nos ha generado las condiciones de nombre e imagen de este producto”.

El corporado recordó también que la ILC tiene unas tafias para elaborar rones añejos, de cinco años, ocho, 12 y más años, y que por palabras del mismo gerente, se logró demostrar que se están utilizando esas tafias, que llevan muchos años de añejamiento, en rones de tres años. “Eso de entrada pues yo creo que genera un detrimento patrimonial y será la contraloría la que nos lo diga. Además puede cambiar el olor y el sabor al ron tradicional de tres años y sí a esto le sumamos que están trayendo tafias elaboradas a alturas diferentes y condiciones distintas a las que se producían acá, eso va a cambiar las condiciones de sabor y olor del ron Viejo de Caldas”.

“Es la conclusión de la lógica, las denuncias y los documentos. Para probarse que esos cambios no se dan, estamos esperando las certificaciones de los maestros roneros”, concluyó Aguirre.

Para conocer versiones y respuestas de todos los interrogantes, Caracol Radio quiso contactar al gerente de la ILC, Luis Roberto Rivas Montoya, por intermedio de una de sus asesoras de prensa, quién manifestó que en la mañana estuvo ocupado en reuniones con personas extranjeras y no tenía un campo para atendernos. Hasta la hora de publicación de esta nota no habíamos recibido una respuesta del directivo de la licorera caldense.

¿Por qué se cerró la planta?

Años atrás la gerencia de la ILC adujó el cierre de la planta a problemas ambientales e inminentes sanciones para la empresa. El Sindicato argumenta que el cierre fue arbitrario ya que no hubo estudios técnicos previos y que esto le generó daños irreversibles a materias primas que quedaron almacenadas.

Cargando