¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Se deben conocer nombres de quienes han contaminado la Bahía de Cartagena: Concejo

Cardique revela resultados de Convenio Basic en la corporación

“Los nombres y apellidos de los industriales que durante 60 años han contaminado, paulatinamente, la Bahía de Cartagena debe conocerlos la ciudadanía”, aseguró el presidente del Concejo, Lewis Montero Polo, al terminar la sesión de ayer donde el director de Cardique, Olaff Puello Castillo, puso al desnudo los niveles de contaminación del cuerpo de agua que revela el Convenio Basic, un estudio realizado durante tres años sobre las interacciones entre cuenca, mar y comunidades.

Montero Polo, concejal citante, inició la sesión advirtiendo que por la prensa se había enterado de la realización de este estudio denominado proyecto “Interacciones entre cuenca, mar y comunidades” (Basic, por su sigla en inglés), que generó conocimiento útil para reducir el riesgo de contaminación, conservar los recursos eco sistémicos y adaptarse al cambio climático.

“Hoy doctor Olaff Puello lo invitamos a usted y a otros científicos de la Universidad de Cartagena para que expliquen a esta corporación los alcances de esta investigación y lo que se hará para proteger a la Bahía de Cartagena. También queremos conocer los niveles de contaminación y la afectación a las comunidades”, indicó Montero.

Olaff Puello Castillo, director de Cardique, precisó que la investigación aplicada, se inició en julio de 2014, tomando como referencia a las comunidades de Ararca y Barú, es liderada por la Universidad EAFIT en asocio con la Universidad de los Andes. Cuenta con la financiación del Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC) de Canadá y el apoyo de la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique), la Universidad de Cartagena y la Fundación Hernán Echavarría Olózaga (HEO).

En pocas palabras, dijo Puello, Basic reunió a expertos en hidrología, oceanografía, economía y salud pública, con el objetivo de tener una visión integrada de la problemática ambiental en la Bahía de Cartagena, que ha sido objeto de múltiples estudios que indican que podría ser uno de los puntos más contaminados sobre el Caribe. De este modo propone generar estrategias que puedan aliviar los impactos de la potencial contaminación sobre la pesca artesanal, el turismo y la salud de los pobladores locales.

Los resultados

De acuerdo con Puello Castillo, Basic es un espacio de reflexión hacia el desarrollo de una Cartagena resiliente ante los impactos humanos y el cambio climático. “Es un diagnóstico para política pública ambiental que permite visionar soluciones integrales y genera una gran oportunidad para la gobernanza”, dijo.

Precisó que los resultados se enfocan en aspectos de la hidrología de cuencas y se notó un gran incremento de los sedimentos en la Bahía de Cartagena. “La problemática de la contaminación de la Bahía es multifactorial y no sólo genera impactos de sedimentación, presencia de metales pesados y baja oxigenación, sino que afecta la actividad recreacional”.

Expresó que la Bahía de Cartagena recibe directamente del Canal del Dique el 30% de la contaminación del Río Magdalena.

“Hay metales que han mostrado niveles de riesgo potencial, entre ellos el mercurio, presente en los sedimentos de la Bahía (contaminación histórica), cromo, cadmio, niquel y cobre. De igual forma, el estudio indica que hay baja información sobre el monitoreo a las industrias. Sin embargo, las aguas residuales y domésticas, aportan cantidades significativas de materia orgánica, lo cual cambia el sistema natural y reduce los niveles de oxigenación, afectando el ecosistema”, explicó.

Basic revela la presencia de mercurio, cromo y plomo en las especies de pargo, jurel y barbudo por encima de los niveles normales. “Aunque debemos decir que las fuentes de estos metales no se conocen y por ello se requiere más ciencia para conocer el origen de los mismos”, indicó.

Otro de los hallazgos de Basic es que la salud pública se ve afectada en las comunidades de Barú y Ararca, por la falta de agua potable. “Se tomaron muestras del agua que consumen y no es potable, lo que genera enfermedades como diarrea y otras del tracto gastrointestinal en niños y adultos”.

“Cardique se une con la ciencia para generar diagnósticos ambientales con altos estándares de calidad y respaldo internacional.

La bahía es un sistema natural que fue monitoreado y evaluado para conocer el estado de las aguas, sedimentos, peces y las comunidades y su impacto en la pesca, turismo y salud pública”, dijo.

El director de la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique), Olaff Puello Castillo, aseguró que “ahora nos corresponde liderar todo el proceso para exigir a todos los actores, mediante consenso, el compromiso para recuperar la Bahía de Cartagena.

Para el Distrito, recalcó Puello Castillo, la exigencia dentro de la determinante ambiental en el tema del ordenamiento de la Bahía.

“El estudio Basic da a entender la presión de muchas fuentes contaminantes, por lo que es difícil determinar una fuente directa porque es un proceso acumulativo de más de 50 años. Lo que sí es claro, es que ese 30% de los aportes está condicionado a la solución integral que lidera el Fondo de Adaptación. Esperemos la reducción de los sedimentos, lo que sería un punto de partida para la recuperación de la Bahía”.

Adicionalmente, aseguró que el estudio recomienda no tener contacto directo con las aguas de la Bahía de Cartagena, debido a que las muestras que se tomaron en habitantes de Ararca y Barú sus cabellos contenían niveles de mercurio.

Puello Castillo reveló que Aguas de Cartagena aún tiene una descarga de aguas residuales de emergencia en la Bahía de Cartagena. “No quiero decir que descarga todos los días, pero si algunas veces, sobre todo cuando se realiza mantenimiento al sistema” expresó.

El pasado cobra

Después de la intervención de Olaff, Puello, Doris Gómez, directora del programa de Medicina Tropical de la universidad de Cartagena, dijo “el pasado cobra y por eso debemos avanzar para cambiar la historia de la Bahía. La idea no es alarmarnos ni rasgarnos las vestiduras, lo que es que trabajar unidos para lograr la recuperación de la Bahía de Cartagena”.

Gómez dijo que los estudios realizados por la Universidad de Cartagena habían revelado la existencia de un problema de salud pública en Ararca y Barú, por no contar con agua potable.

“Tomamos muestra del agua almacenada que ellos consumen y encontramos presencia de agentes contaminantes, por lo que se recomienda abastecer a estas poblaciones de agua potable. Basic entregó a algunas familias herramientas para potabilizar el agua, pero no es suficiente, pues requieren contar con una buena atención en salud y no cuentan con centros de salud dotados”, expresó.

“La bahía es de todos”: Concejales

La concejal Angélica Hodeg fue la primera en intervenir resaltando que es un tema muy importante, pero que hubiera sido pertinente tener la información para estudiarla porque en el debate deben estar todos los actores que de una u otra forma, tienen que ver con la Bahía de Cartagena: la industria, los gremios, autoridades y la academia.

“La bahía es uno de los cuerpos de agua más contaminados del Caribe es la Bahía de Cartagena. Eso lo sabemos. Pero se requiere dar a conocer los resultados del estudio Basic a las comunidades, gremios y los actores sociales. Por eso en el debate deben estar todas las instituciones como Dadis, que el año pasado hicieron un estudio para conocer la afectación de las comunidades de la Bahía por la contaminación, pero no se ha divulgado.

Otras instituciones que deben estar en el debate son la Universidad de Cartagena, la ANLA, entidad que entrega licencias para hacer dragados en la bahía, la personería, el EPA, Infraestructura, Aguas de Cartagena, los sectores industrial y portuario, mayores contaminantes de la Bahía. Ellos deben explicar al Concejo cuál es la responsabilidad social”, Expresó.

De igual forma, intervino el concejal, Erich Piña, advirtiendo que es alarmante la situación de la Bahía de Cartagena. “A este debate debemos invitar a la Procuraduría Delegada para asuntos ambientales para que nos explique qué ha pasado con la vigilancia a los contaminantes industriales, como la empresa Carman que en el 2012 causó daño ambiental a la Bahía por el derrame de sustancias oleosas, pero parece que no ha pasado nada”, dijo.

El concejal David Caballero agradeció a los invitados por la presentación y llamó la atención por la poca atención que el Distrito le presta a la Bahía. “Necesitamos que se haga un plan de manejo ambiental a la Bahía de Cartagena. No se le da cumplimiento al Decreto 1741 de 1948 enmarca a la Bahía en un manejo de área especial, pero cuando lo crearon la ciudad no tenía dolientes y lo integraban la Gobernación, Presidencia, Alcaldía y un representante de la Cámara de Comercio. Por eso no sirvió”, exteriorizó.

Por su parte, Duvinia Torres agradeció a Olaff Puello y la profesora Doris Gómez por sus intervenciones. “Es un proyecto que nace de un turista que se sensibilizó con nuestra bahía, cuando todos hemos estado de espaldas a la Bahía. Ese estudio es importante porque visibiliza lo que sabemos, que la bahía es una cloaca. Basic permite tomar acciones para mejorar la situación ambiental de la bahía. Que ojalá no se quede en las gavetas”

“Hay que revisar bien que Aguas de Cartagena tenga más responsabilidad y no deposite aguas residuales en la Bahía. Propongo se haga una intervención en salud a Ararca y demás pueblos de Barú. Que se garantice agua potable o se construya un acueducto y se les brinde garantías de formación, como compromiso del Distrito para apoyar la segunda fase del convenio Basic”, expuso.

De igual forma, la concejal Judith Díaz es la entrada de un gran debate. Citar a todas las entidades que ejercen autoridad en la bahía para el gran debate. Hacer un análisis en la administración para saber qué hacen las autorizadas para prevenir la contaminación.

Hay que apuntarle a las empresas que son las más contaminantes

Américo Mendoza indicó que para no crear alarmas se tengan en cuenta las declaraciones de Juan Dario Restrepo, director científico de Basic, cuando dijo que no se podía privar a la gente de tener contacto con el agua de la bahía.

También, el concejal Luis Cassiani, agradeció a Olaff Puello y a Doris Gómez por la oportunidad que los dio de conocer ese estudio e indicó que es preocupante el problema de salud que afecta a las comunidades de la bahía, porque sin salud no hay vida. “Alarma el tema de la salud pública y los problemas que existen por la infraestructura. Propongo que hagamos una comisión conjunta para analizar el tema de salud para comprometer al Distrito a brindar una solución a estas comunidades”.

Por último, Lewis Montero consideró que es importante este debate, “pues sabemos que la bahía está contaminada porque todo lo resiste. Pero ahora la ciudad necesita conocer quiénes han sido los contaminantes. Eso debemos saberlo y en el Concejo vamos a desnudar esa realidad. No estoy seguro que el Emisario Submarino está funcionando en un 100 por ciento. Que se diga la verdad. La bahía es de todos y estamos en la obligación de protegerla”, puntualizó.

Cargando