¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Human Rights Watch denunció abusos del Eln y las Autodefensas Gaitanistas en Chocó

La organización afirma que las principales víctimas son las comunidades afrocolombianas y los indígenas wounaan.

Guerrilla del Eln /

Human Rights Watch realizó una investigación en la que determinó que el Eln y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia tienen la responsabilidad de asesinatos, reclutamiento de menores, amenazas, instalación de minas antipersonales y desplazamiento de miles de personas en el Litoral de San Juan y en algunas zonas rurales de Buenaventura.

Según la ONG, esos abusos son representativos de lo que sucede en otros municipios del Chocó, y se han generado mientras los dos grupos armados se disputan el control de río San Juan. Esto ha llevado al desplazamiento de alrededor de 3.000 personas desde 2016, convirtiendo a Litoral de San Juan en la segunda población con las más altas cifras de desplazamiento en Colombia.

En un informe presentado en Washington, Human Rights Watch les pidió a los negociadores de paz con el Eln que “examinen los abusos cometidos en el Chocó”, pues consideran que se están presentando mientras discuten el punto de la agenda denominado “dinámicas y acciones humanitarias” que tiene el propósito de proteger a la población frente a las amenazas del conflicto.

Sobre las Autodefensas Gaitanistas, la ONG asegura que se crearon después de un “proceso deficiente de desmovilización de los grupos paramilitares” y están implicados en el secuestro y asesinato de dos personas de la comunidad de Pichimá Playa. Dice además que “habrían presionado a niñas de apenas 12 años para que sean sus parejas sexuales”.

En la investigación determinaron los grupos buscan el control de varios montes que son utilizados para ocultarse y de río que es un “codiciado corredor hacia el Océano Pacífico”. Esa zona también es la residencia de las comunidades y por esa razón quedan en el medio, exponiéndose a amenazas y violencia al llevar a cabo sus actividades diarias y viendo limitado su derecho a circular.

Human Rights Watch criticó la actuación del gobierno colombiano frente a las comunidades del Litoral de San Juan, Buenaventura y otros municipios del Chocó, pues afirma que encontró limitaciones en la asistencia que les deben garantizar a las familias desplazadas como “albergue y alimentos dignos”. Consideran que por esa razón se incrementan los riesgos de enfermedades y las personas prefieren volver a sus lugares de origen aunque no se sientan seguros.

Cargando