Lo más Caracol

Carlos Castro Arias

03:00h - 04:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Denuncian matanza de gatos en Chiquinquirá, Boyacá

A los envenenamientos masivos de perros en el departamento, se suman ahora las Denuncias sobre crueldades contra los gatos.

Colprensa/Archivo

Envenenamientos masivos de caninos se han denunciado en los últimos meses en Tunja, Villa de Leyva, Duitama, Nobsa y Chiquinquirá dentro de otros municipios de Boyacá.

Varias asociaciones de animalistas están preocupadas porque los casos de crueldades contra los animales se están volviendo cada vez más comunes.
Según reportes policiales consultados por Caracol Radio, este año incluso se han registrado hechos en los que los caninos, felinos y animales en vía de extinción están siendo maltratados brutalmente, muchos de ellos, con arma blanca.

En Chiquinquirá la comunidad está denunciando matanzas continuadas de gatos, y llaman la atención para que las autoridades den un escarmiento a los responsables.

“Han quemado varios gatos en este municipio, y los casos van aumentando; es como si los cogieran y los echaran en una olla caliente porque están prácticamente despellejados. Estos gatos aparecen muertos en un potrero de unas casas fiscales que quedan acá en la ciudad. Hemos indagado, pero nadie sabe nada ni hay pistas de los responsables”, dijo en Caracol Radio una animalista de Chiquinquirá, quien prefirió mantenerse en el anonimato.

Agregó que “la situación se está saliendo de control. Todas las administraciones tienen que hacer un plan de esterilización, que es un recurso que se supone que viene asignado, pero y acá prácticamente no pasa nada con este proyecto, y la población de caninos y felinos sigue creciendo.

Además, la gente no tiene idea de cómo hacerle frente al problema, y la única solución que ven, es envenenarlos, maltratarlos o matarlos de forma inhumana”.

Los animalistas recuerdan a los maltratadores de animales que de acuerdo con la Ley Contra el Maltrato Animal, quienes causen la muerte o lesionen gravemente la salud o integridad física de los animales, tendrán que afrontar penas entre los 12 a 36 meses de prisión, y multas de hasta 42 millones de pesos.