¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

28 DE MAYO DE 2017

"Se envejece cuando se cuentan más historias que proyectos": Pedro Uribe

Un bumagués, del barrio Gaitán, logró convertirse en uno de los altos ejecutivos de Microsoft. Luego de 27 años regresó a la UIS para recibir un homenaje y allí contó su historia llena de mensajes inspiradores.

En un bus del servicio público urbano se decidió parte del destino de Pedro Julio Uribe Bermúdez, el santandereano que trabaja en las "grandes ligas" de Estados Unidos.

Un día de las década de los 70s, Pedro, quien trabajaba en la embotelladora de Coca Cola recibió una sugerencia de su hermano: ¿Por qué no estudia Ingeniería de Sistemas en la UIS". El panorama se aclaró en lo académico y ese fue el punto de partida para una carrera descollante que ha llevado a Uribe Bermúdez a codearse con figuras de la talla de Bill Gates.

Antes de la recomendación hecha en el bus, Pedro había estudiado en una escuela del barrio Gaitán y casi no puede entrar al Instituto Técnico Salesiano porque no se sabía la fórmula de la sal. Su mamá irrumpió en escena y fue definitiva para que lo recibieran en ese plantel.

Antes de graduarse como ingeniero, Pedro fue contratado por el BIC, un banco ya desaparecido del panorama nacional; estuvo desempleado, le tocó andar 6 meses repartiendo hojas de vida; se enganchó con Andersen Consulting, hoy Accenture y vivió en Caracas dos de los años más felices de su vida.

Con su segunda esposa tuvieron tres hijos; quiso que ellos conocieran su país y por eso volvieron a Colombia. Logró un puesto en Microsoft y desde entonces comenzó una fase de éxitos profesionales que lo llevaron a ser el número uno de esa corporación en el área de gobierno de América Latina.

Ahora radicado en Fort Lauderdale, Pedro Uribe le apuesta a la educación; habla de los provilegiados que son los estudiantes de universidades de la UIS; a sus 58 años no piensa aún en el retiro pues asegura que envejece quien habla más de historias que de proyectos.

Esta es la inspiradora historia de cómo un niño del barrio Gaitán, hijo de obreros, logra llegar a las más altas esferas de Microsoft para conocer y trabajar de la mano con verdaderos genios como Bill Gates y Satya Nadella.

Cargando