Escuche ahora

La Historia del Mundo

Diana Uribe


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Investigan coincidencias y similitudes en las explosiones de Cartagena

Las explosiones fueron simultáneas en barcazas de propiedad de la multinacional Impala, en astilleros separados por 5,3 km.

Caracol Radio

Pasadas las diez y treinta de la mañana, dos explosiones simultáneas sacudieron la zona industrial de Cartagena. Las explosiones se registraron al mismo tiempo en dos astilleros, separados entre sí por 5,3 km.

Una de las explosiones tuvo lugar en Cotecmar, astillero propiedad de la Armada Nacional, ubicado en el kilómetro 9 de la vía a Mamonal. Allí fallecieron cinco personas, 17 más resultaron heridas.

La otra fue en Astivik, localizado en el kilómetro 3 de la misma vía. Cuentan testigos que primero se inició un incendio por combustible, y luego se produjo la explosión. Allí hubo un muerto, y cinco heridos.

Pero el momento de las explosiones no es la única coincidencia. En ambos astilleros, en las barcazas donde se presentaron las explosiones, coincidencialmente se desarrollaban trabajos de pintura exterior, y cambio de láminas.

El contratista que desarrollaba las labores de pintura en la barcaza de Cotecmar, era el mismo que lo hacía en la de Astivik: Indupinturas e ingeniería. Esta empresa, según su registro mercantil, se dedica a todas las actividades relacionadas con la industria en general, tales como aplicación y mantenimiento de pinturas. La empresa, es propiedad de los padres de la señorita Colombia: Carlos Iván González y Patricia Ospino

Eso no es todo. Caracol Radio estableció que las dos barcazas involucradas son propiedad de la multinacional Impala, quien entró al país a través de negocios de transporte sobre el río Magdalena.

De origen suizo, filial de Trafigura, Impala ha hecho inversiones en el país por cifras que rayan los cientos de millones de dólares, esta compañía según datos de Cormagdalena mueve 6 millones de barriles de crudo sólo por el río, así como acero y otros materiales.

Si bien ingresó al país durante el polémico contrato de Navelena para recuperar el río, hasta ahora no se le ha vinculado con ninguno de los actos de corrupción o con las compañías implicadas en este escándalo.

Por otro lado, durante el paro camionero del año pasado, los líderes de ese movimiento señalaron a Impala de ser cercana al senador Armando Benedetti y a la ex ministra Cecilia Álvarez, y lo acusaron de que a través de ellos habrían tenido favorecimientos para movilizar las millones de toneladas de mercancía en sus barcazas

Las autoridades, sin embargo, han salido al paso de versiones que han circulado en redes sociales, advirtiendo que no se puede hablar de una acción criminal.

“Se descarta todo tipo de especulaciones o hipótesis relacionadas con un posible atentado a estas empresas”, afirmó el secretario del Interior, Fernando Niño. El funcionario explicó que una de las hipótesis es que había líneas de soldadura conectadas a través de una tubería de las dos empresas, la cual estaba siendo reparada.

El vicealmirante de la Armada Nacional, Jorge Enrique Carreño, quien funge como presidente de Cotecmar, afirmó que no hay evidencias de relaciones entre las dos explosiones.

“No tengo ningún elemento de juicio para afirmar que existe una correlación entre las dos explosiones, nosotros no tenemos ninguna información adicional, las autoridades militares podrán entregar más información en cuanto se desarrollen las investigaciones”, expuso el vicealmirante.

Los investigadores del cuerpo de bomberos, especialistas en conflagraciones y explosiones, continúan en el sitio recabando información, de la mano de la Policía Nacional, la Fiscalía y el CTI.

Sin embargo, las coincidencias entre las dos explosiones saltan a la vista. Este hecho golpea a la ciudad, que todavía no se repone de los dos atentados contra estaciones de policía perpetrados, según las autoridades, por el Clan del Golfo.

Las autoridades ya han desmentido que existan manos criminales tras este hecho, pero dada la naturaleza de las empresas vinculadas y las coincidencias, es una idea que queda en el aire a pesar de las explicaciones de Cotecmar, la SIJIN y la alcaldía de Cartagena.