Escuche ahora

Hora 20


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Dos muertos deja la ola invernal en Boyacá

Los ríos Magdalena y Chicamocha se convierten en la mayor amenaza para decenas de municipios.

Colprensa/Archivo

El desbordamiento de ríos y quebradas, deslizamientos de tierra que incomunican a municipios y veredas, perdidas en varios cultivos, y alerta naranja por las crecientes súbitas de todos los ríos del departamento, son parte del panorama que deja el invierno en Boyacá.

Además ya se portan dos víctimas mortales del invierno en la vereda Estancia Grande del municipio de Ventaquemada, donde las fuertes lluvias propiciaron el derrumbe de una mina de carbón, donde fallecieron dos jóvenes mineros.

El director de gestión del riesgo Diego Romero, dijo en Caracol Radio que “se ha declarado en alerta roja el municipio de Puerto Boyacá debido al incremento significativo del nivel del río Magdalena, que sigue amenazando a los habitantes ribereños. Las lluvias son torrenciales y aumentan los riesgos”.

Agregó que “hay amenaza de deslizamientos en los municipios de Maripí, Pajarito, Aquitania, Paz de Río, Santa María y Campohermoso dentro de otros municipios. Los corredores viales más afectaciones son los que comunican a Otanche con el río Minero; del río Minero a Chiquinquirá, y de Sogamoso a Aguazul, en la vía al crucero”.

Por su parte, El INVIAS emitió restricciones de transito vehicular entre Sogamoso y Yopal como consecuencia de deslizamientos, y se prohíbe el paso en la noche.

Los derrumbes y los aguaceros constantes han provocado afectaciones en la carretera Mongua-Labranzagrande; la vía San Luis de Gaceno-Páez, y San Luis de Gaceno-Campohermoso; la vía Corrales-Tasco, y la vías que comunican los municipios de Labranzagrande con Pisba y Paya.

Además Corpoboyacá también señaló que hay numerosas situaciones de amenaza por inundaciones y derrumbes en los municipios de la cuenca alta del rio Chicamocha, entre los que se encuentran Sogamoso, Duitama y Paipa, Cómbita, Oicatá, Tuta, Sotaquirá, Nobsa y Corrales.

Los organismos de socorro de los 123 municipios del departamento, se mantendrán en alerta máxima hasta que cesen las lluvias torrenciales.