Escuche ahora

El Pulso del Fútbol

Iván Mejía y César A. Londoño


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

SEGUIMIENTO

Los jarillones sirvieron a medias y se necesitan 65 mil millones para terminarlos

Las autoridades departamentales aceptaron que las barreras temporales que se instalaron donde no se pudieron construir los jarillones de concreto, han originado el desbordamiento del río. La gente critica a los gobernantes por recibir e inaugurar una obra a medias.

A la derecha está el Río Cauca y a la izquierda la inundación del barrio Las Américas y los divide el jarillón.

Jarillones A la derecha está el Río Cauca y a la izquierda la inundación del barrio Las Américas y los divide el jarillón. / Caracol Radio

Recostruir los jarillones, terminar con aquellos puntos en donde se habían puesto unas barreras plásticas provisionales y que ya no están sirviendo porque por allí se metió el agua a La Virginia, es la tarea que tienen a partir de hoy las autoridades como la Alcaldía de La Virginia y la Carder, ante la emergencia que ya deja más de 6000 personas damnificadas en esa localidad risaraldense.

Y es que ya no se trata solamente de una emergencia producto del reflujo que están teniendo los alcantarillados sino que ya oficialmente, y con el río por encima de los 6 metros con 70 centímetros, se desbordó, sobrepasó las barreras instaladas provisionalmente.

Según el director de la Carder, los más de 34 mil millones de pesos que se invirtieron en jarillones y obras de mitigación en los últimos años, sirvieron a medias, porque no se concluyó la obra y hoy se requieren otros 65 mil millones para terminar de afianzar las barreras que eviten que se meta el río, además de adecuar los sistemas para evitar que por el alcantarillado se vuelva a meter el agua, como está ocurriendo actualmente.

"Tenemnos algunos puntos vulnerables sobre todo donde no se encuentran las obras definitivas. Hay pantallas plásticas que están generando filtraciones, además de un punto en el barrio San Carlos donde había jarillones definitivos y hay que hacer una revisión cuando baje el río. A pesar de que los jarillones han disminuido el nivel de afectación en La Virginia, no se ha cumplido con el objetivo general porque nos faltan obras que superan los 63 mil millones de pesos, para estar tranquilos con las obras definitivas hay que gestionar recursos de una gran cuantía que no posee ni la gobernación, ni la alcaldía ni la Carder, así que vamos a requerir el apoyo del gobierno nacional".

Justamente ver el municipio así, con sus calles inundadas, es la mayor evidencia de que, como lo dice la gente, los jarillones no sirvieron tanto como lo ha dicho el gobierno nacional.

"Eso fue una obra mal ejecutada, yo no sé el alcalde y el gobernador de ese entonces cómo reciben una obra que quedó a medias. Cuando vino el presidente a inaugurar esto, se lo mostraron donde lo habían hecho más o menos aceptable, pero a las partes donde quedó malo no lo llevaron. Hay zonas donde el jarillón no tiene más de 50 centímetros de ancho y hay otras donde son de plástico", dijeron los habitantes de la zona.

En todo caso las autoridades reconocieron que de no ser por lo jarillones, el municipio ya estaría colapsado porque en épocas anteriores se desbordaba el río cuando llegaba a los 4 metros de profundidad.

Actualmente a su paso por La Virginia, el afluente está en 6 metros con 70 centímetros y ya inundó los barrios a los que se les prometió solución con las barreras.