¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

“Proponemos crear una política cultural de pickups en paz”: Rey de Rocha

“La Alcaldía de Cartagena, tiene la obligación y el deber moral de apoyar a la champeta”, enfatizan.

Ante la decisión de la alcaldía de Cartagena de no permitir la realización de bailes de pickups en la Plaza de Toros, tras los incidentes registrados el pasado domingo en un evento de El Rey de Rocha, la administración de dicha máquina musical emitió un comunicado de prensa en el que rechazan las prohibiciones a los bailes, y proponen crear una política cultural de pickups en paz.

“No se puede satanizar y prohibir los eventos con picós por un altercado minoritario entre los asistentes, que tuvo un registro aproximado a las tres mil personas porque al igual que en otros conciertos realizados en la ciudad y Colombia, se han presentado incidentes entre el público por el exceso de licor y la falta de tolerancia”, expone la misiva.

“No creemos que la vía para solucionar este impase sea restringir el derecho a la diversión de los sectores populares de Cartagena sino por el contrario crear una política cultural como la que proponemos de “Picós en Paz” para cambiar la mentalidad de la comunidad al tomar bebidas embriagantes moderadamente y tolerancia al otro, con énfasis en la cultura ciudadana”, afirma Ubaldo Iriarte, gerente del pickup, y quien firma la misiva.

“La Organización Musical Rey de Rocha, está dispuesta desde su parte para apoyar esta política cultural de “Picós en Paz” con campañas institucionales por sus animadores y disc jockey Noraldo Iriarte “Chawala” y Leonardo Iriarte en los eventos del pico. Además de parte de la nómina de artistas promover que realicen canciones y jingles alusivos a la propuesta de “Picós en Paz”, enfatiza el comunicado.

“Prohibir y cancelar los bailes en la Plaza de Toros no solo tendría graves implicaciones para nuestra empresa que la componen más de veinte trabajadores fijos sino a todos los picós y sus familias, los empleos directos e indirectos como cantineros, logística, publicidad, distribuidores de bebidas, vendedores al interior y alrededor de la plaza que tiene como sustento los bailes”, enfatizan.

“La Alcaldía de Cartagena, tiene la obligación y el deber moral de apoyar a la champeta, que fue calificada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como una práctica incluyente de las comunidades afrodescendientes en todo el mundo. Reconocimiento que estuvo enmarcado en el proyecto Músico - Dancístico - Cultural Champeta All Stars, dirigido por Manuel Reyes Bolaños”, argumentan.

“La historia nos ha demostrado que se han prohibido todas las prácticas culturales de la población afrodescendiente en Colombia como la cumbia, el mapalé, los tambores y ahora le toca el turno a los bailes de picós que son la máxima expresión cultural de difusión de la champeta, pero esperamos sea reconsiderada la decisión”.

“Confiamos en la administración del alcalde de Cartagena, Manolo Duque y sus secretarios del Interior y de Cultura, para trabajar articuladamente por sacar este proyecto de “Picós en Paz”, adelante y apoyar la champeta para que continúe como referente de identidad de toda la población cartagenera”.

“Estamos dispuestos a trabajar por una cultura de champeta y picós en paz, pero sin el apoyo institucional sería imposible, estaremos atentos para reunirnos y trabajar conjuntamente por esta práctica cultural, que está luchando por ser declarada patrimonio cultural de la ciudad y la nación”, concluye la carta.

 

Cargando