¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

Descubren ciudadela precolombina en el altiplano cundiboyacense

Hallazgo se hizo durante la construcción de la central eléctrica Nueva Esperanza.

El Grupo EPM reveló además de la confiabilidad que brinda el moderno complejo de transmisión de energía Nueva Esperanza, el proyecto halló y permitirá conservar para Colombia una parte muy importante de su patrimonio cultural, mediante el rescate arqueológico de las culturas aborígenes precolombinas del altiplano cundiboyacense.

Aseguró que un trabajo de laboratorio, adelantado con rigor técnico y científico, también permitirá ampliar el conocimiento sobre estas comunidades indígenas del centro del país.

“Este rescate, el mayor en área realizado en Colombia, contó con el acompañamiento del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) en todas sus etapas, y es considerado un referente nacional e internacional. El 10% de las 23,4 toneladas de material arqueológico recuperado, corresponde a piezas en buen estado que serán exhibidas en Soacha y en museos, mientras que lo demás será entregado a entidades académicas especializadas para el desarrollo de investigaciones futuras, siempre con la aprobación del ICANH”, describió el Grupo EPM.

En su reporte sobre el hallazgo explica que la adecuación de la sala de exhibición en Soacha se hace mediante convenio entre Codensa, la Alcaldía municipal y EPM.

En las 95 veredas del área de influencia del proyecto, deja 97 proyectos de participación voluntaria en el desarrollo para mejorar la calidad de vida de las familias, que fueron concertados con las administraciones municipales y las comunidades con el liderazgo de la Fundación EPM.

También deja más de 600 hectáreas de bosques en ecosistemas estratégicos, 265 de ellas en zona de páramo, destinadas para cuidar el agua y proteger valiosas especies de fauna y flora, como parte de las compensaciones ambientales del proyecto. “Es como decir que estamos protegiendo para la vida, un área en la que caben alrededor de 840 canchas del Estadio El Campín de Bogotá”, explicó el Gerente General de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta.

“La inversión ambiental y social del proyecto, considerando el manejo de impactos, el rescate arqueológico, las compensaciones ambientales y los proyectos de participación voluntaria en el desarrollo superan los $45.000 millones”, destacó Londoño De la Cuesta.

“Nueva Esperanza deja grandes aprendizajes para EPM y para el sector eléctrico colombiano, que capitalizaremos en proyectos futuros. Lo más importante es el reconocimiento de la corresponsabilidad que debemos tener con este tipo de proyectos, pues se construyen para garantizar un servicio público esencial para toda la población y requieren todo el apoyo institucional para sacarlos adelante”, concluyó el directivo.

Cargando