¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

No hay causas comunes entre la inundación del deprimido de la 94 y el Túnel de Crespo

En Bogotá la causa fue el aguacero mientras que en Cartagena fueron filtraciones.

La inundación conocida el domingo 14 de mayo, por fotos de las redes sociales en el deprimido de la 94, un año después de la inundación del Túnel de Crespo en Cartagena, puso a pensar en los colombianos, qué es está pasando con las obras de infraestructura que realizan en el país.

A propósito de lo ocurrido en estas obras, no existe ninguna similitud entre la inundación que se produjo este domingo en el deprimido de la 94 y las inundaciones que se registraron en el Túnel de Crespo hace un año, cuando un fuerte aguacero lo inundó por dos horas y dejó en evidencia varias grietas a pocos días de ser inaugurado.

El ingeniero civil, Gregorio Rentería Antorveza, experto en obras y puentes, dijo a Caracol Radio, que las causas de estas inundaciones son muy diferentes. "En Bogotá fue el aguacero brutal que se registró este domingo y fue un error de humanos que operan las cosas".

Señaló, en el deprimido de la 94 se debe tener automático, eso no tiene vuelta de hoja, es muy sencillo hacerlo, porque si al operador le pasa algo, hay están las consecuencias, es muy riesgoso depender de él".

Rentería explicó que contrario a lo sucedido en Bogotá, la inundación del Túnel de Crespo el 2 de mayo de 2016, fueron filtraciones gigantes de las paredes del Túnel, porque Cartagena tiene el mar al lado y el nivel del mar está por encima del deprimido, lo que hace que tenga la presión del agua de mar contra las paredes de la obra y eso no pasa en Bogotá.

El deprimido de la 94 es una obra que en el año 2009 tenía un valor de $45.000 millones y hoy cuesta $160.000 millones.

El Plazo inicial era de 20 meses, es decir debió ser entregado a principios de 2012. Pero fue una obra que cayó en manos del “Carrusel de la Contratación”.

El contrato conexión realizó las obras pero a los 117 días se suspendió por la demora de los estudios y diseños por parte de las empresas públicas.

Luego se le declaró el incumplimiento el 30 de agosto de 2011 y fue objeto de multas por un valor de $190 millones.

El 30 de agosto de 2011 se declaró la caducidad del contrato por un valor de $6.268 millones, recursos que fueron pagados por la ciudad y la aseguradora.

Mientras que el actual contratista AJA-CONCAY 2012, ha sido objeto de múltiples llamadas de atención, pero hasta la fecha no ha sido multada.

El Túnel de Crespo es una obra, que inició con un presupuesto que sobrepasaba los $133 millones, cálculo inicial, y que conformaba el Proyecto Vial Malecón de Crespo; debían estar listas en septiembre de 2014, sin embargo, la entrega se postergó, por lo menos en tres oportunidades.

El Consorcio Vía al Mar, debía desarrollar obras de ensanche del litoral con relleno de rocas, arena, un muro marginal de 2.300 metros de largo y siete espolones.

En 2012, el consorcio argumentó que los diseños del Túnel de Crespo garantizaban que esta estructura se mantenga libre de inundaciones y preparada para incendios, accidentes y otras eventualidades.

En el 2015, se posterga la entrada de la obra y, en febrero 2016, continúan las obras complementarias, las labores de sellamiento de filtraciones en el Túnel del Crespo.

Pero en mayo del mismo año y unos días después de inaugurar las obras que ya costaron $180.000 millones, se presentó la inundación por la filtración en las paredes del Túnel.

 

Cargando