¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Viaje al corazón del caribe

[Video] El bullerengue retumba con gozo Caribe en Turbo

Jayder Escudero, es conocido como el 'Happy', y es un icono del bullerengue local.

La música afrocolombiana, esa que nació de la entrañas del Palenque de Benkos Bioho en el norte de Bolívar está más viva que nunca en Turbo, Antioquia, en el pleno corazón del Golfo de Urabá. En esta tierra de negros, donde el carriel y el machete antioqueño no se han podido imponer, el Caribe retumba en las tamboras de el 'Happy', en la voz de su hija Mayra Alejandra y en los pies danzarines de sus otras 6 hijas.

Su apodo del 'Happy' viene porque él mismo se autodenomina un hombre feliz, para él, un artista y promotor de la cultura numc debe estar triste, a pesar de la pobreza en la que vive con su familia en un barrio que irónicamente se llama 'El Progreso'. También le gusta el boxeo, dice que es sobrino del Happy Lora, y que es otra razón para llevar con orgullo el apodo que lo identifica ante el pueblo.

En Turbo el corazón Caribe es danza y alegría, aquí se pegó un rincón de Cartagena, del gran Bolívar que no ha querido desarraigarse a pesar de la creciente conectividad con el interior del país. Muestra de ello es el bullerengue, el Happy hace parte de una llamada dinastía de cantaoras e intérpretes de esta expresión cultural que ha contagiado de alegría por siglos a las arenosas calles de Turbo.

El origen de todo es el barrio Chucunate, Happy describe ese punto como un 'patrimonio cultural', es un enclave de pescadores que hasta los años 70 mantuvieron un constante intercambio comercial con Cartagena a falta de carreteras que atravesaran las montañas hasta Medellín. De esa comunicación se arraigaron en esta tierra antoqueña mucho más, expresiones como las que expone el Happy Escudero.

Su sueño es hacer del bullerengue una expresión más allá del Caribe, que en Medellín disfruten su música, bailen con sus hijas y canten con Mayra Alejandra al son de «Se vaaaa mi neeegra, se va, se va, para el Urabá»

Cargando