¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Con una inversión de 55 mil millones, Cueros Vélez inaugura planta en Amagá, Antioquia

La empresa espera en 2018 exportar 15 millones de dólares a Estados Unidos y Europa.

()

En el municipio de Amagá, Suroeste de Antioquia, a menos de una hora de Medellín, se encuentra ubicada la nueva curtiembre de Cueros Vélez, una nueva apuesta de la compañía por mejorar sus procesos industriales y reducir el impacto ambiental.

“La inversión fueron 55 mil millones en esta planta de Cueros y de proyección esperamos ya para el 2018 con esta planta esperamos suplir el tema nuestro de transformación del cuero y no tener que comprar nada afuera, y la capacidad de excedente espero exportar 15 a 16 millones de dólares”, explicó Juan Raúl Vélez, gerente Cueros Vélez.

La empresa antioqueña actualmente emplea a 250 trabajadores un 30 por ciento mano de obra de la Amagá.

“Generación empleo tenemos 60 personas de Amagá, otras 100 y creo que van hacer 200 personas de la zona”, dijo el señor Vélez al resaltar que las exportaciones tienen cabida especialmente, en Europa y Estados Unidos.

“Estamos exportando a Australia e Italia, tenemos clientes de Alemania y el mercado grande está en estos países y los Estados Unidos donde es un mercado potencial”, subrayó.

Planta con eco-amigable

Esta planta de Amagá, cuenta con capacidad para producir más de 30 mil cueros mensuales bajo procesos eco-amigables, soportados en una moderna planta de tratamiento de aguas residuales, en procesos biológicos y físico-químicos que aseguran el cumplimiento de la normatividad ambiental vigente.

El agua es un componente fundamental e imprescindible en las curtiembres, por tanto, uno de los grandes propósitos de la nueva planta consiste en implementar modelos de captación, aprovechamiento racional y eficiente de agua.

Entre las mejoras implementadas y proyectadas en la nueva planta de Vélez en Amagá, están en la reducción del consumo de agua entre 30% y 35%, el uso de tecnología de punta para los procesos de pelambre, curtido y recurtido, con adquisición de sistemas automatizados de flujo de entrada de agua.

Además mayor producción por lote, con un incremento del 30%, mejoras en la planta de tratamiento de aguas residuales, un uso eficiente de la energía con una reducción de 30% en el consumo, gracias los motores de alta potencia, a la eficiencia energética y diseño de los bombos, que permiten una reducción de los tiempos exigidos por los procesos.

Cargando