¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

#Las5deCaracolEntérese de las noticias más relevantes de la actualidad en Colombia y el mundo

Desmantelan banda de "rompevidrios" en el centro de Bogotá

En total fueron nueve personas capturadas que se dedicaban a romper vidrios de carros o forzar puertas para sacar elementos de valor.

Los días miércoles y sábados, entre las 8:00 de la mañana y las 5:00 de la tarde, ‘Los Pluma’ llegaban al centro de la ciudad a buscar vehículos que estuvieran parqueados a las afueras de los establecimientos comerciales de la Carrera 10 con Calle 13, en el centro de Bogotá. Allí, observaban, a través de las ventanas de los vehículos, los objetos de valor que había en el interior y que serían objeto de hurto, luego de violentar las puertas con destornilladores.

"Nueve personas ubicadas estratégicamente y al mando de alias Brayan o Chiqui, conformarían la estructura delincuencial considerada el terror del sector que abrían y rompían los vidrios de los vehículos parqueados en este sector, especialmente tipo taxi, de donde sustraían maletas, radios y hasta aparatos electrónicos que eran dejados en el interior por los conductores", manifestó el coronel Douglas Restrepo, comandante de la Sijin Bogotá.

Durante seis meses, los integrantes del Grupo Contra-Atracos de la Sijin, luego de seguirle los pasos a estas personas, lograron recepcionar, al menos, 240 denuncias víctimas de esta estructura criminal, que delinquían bajo la modalidad de ‘cocheros’, la cual consiste en romper las chapas y/o los vidrios de los vehículos que no están en movimiento y que son fácilmente vulnerables.

Según las pistas recolectadas por los 12 uniformados que participaron en la investigación, de la banda “Los Pluma” harían parte dos adultos mayores conocidos como ‘Frank’ y ‘El viejo’, quienes, haciéndose pasar por vendedores informales, hacían labores de vigilancia y de forzado de las chapas. Uno de ellos, en 2001, habría sido condenado por el robo de un vehículo.

Junto a ellos, también delinquían los hermanos identificados como ‘Orejas’ y ‘Kathe’, quienes, en su condición de desplazados por la violencia aparentemente, lograban evadir el cerco de las autoridades, debido a que siempre cargaban los documentos que los certificaba en su condición de víctimas y que obligan al Estado a ofrecerles todas las garantías y protección requeridas.

Precisamente, estas dos personas harían las veces del descargue, es decir, los que recibían los elementos robados y que, posteriormente, repartían por partes iguales las ganancias.

Así mismo, en la agrupación también se encontraban ‘El Indio’, ‘El Cojo’, ‘La Nona’ y ‘La Amiga’, quienes, supuestamente, cumplían diferentes roles, dependiendo de la oportunidad de hurto que se presentara.

Dentro de la investigación, los agentes de la Sijin determinaron que esta estructura, en algunas ocasiones, viajaba para el Huila y Tolima, para cometer el mismo ilícito y, de alguna forma, eludir las autoridades. A esto, se suma que se alojarían en un hotel ubicado en la misma zona donde delinquían. Allí´ se escondían y repartían lo hurtado.

Igualmente, se trabaja para establecer si este grupo también sería responsable de varios hurtos que se hacían por encargo en otros lugares del territorio nacional. Los detenidos fueron enviados a los centros carcelarios La Modelo y El Buen Pastor durante las audiencias, en las que la Fiscalía, les imputó el delito de hurto calificado y agravado, daño en bien ajeno y concierto para delinquir.

Cargando