¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Santos pide no descartar aplicación de la carta democrática a Venezuela

El presidente hizo un llamado al diálogo y a la diplomacia para salir de la crisis en el vecino país.

El presidente Juan Manuel Santos se refirió a la crisis que vive Venezuela, durante la clausura del Congreso Nacional de Municipios que se realiza en Cartagena. Santos destacó inicialmente todos los esfuerzos de su gobierno por mantener las buenas relaciones con Venezuela, pero advirtió que la decisión del TSJ de eliminar los poderes de la Asamblea Nacional, los obligó a levantar una voz de protesta. 

"Elevamos una voz de protesta y de solidaridad con la democracia venezolana, que se ve claramente vulnerada. Anular con una decisión arbitraria el poder legislativo es inaceptable, esto claramente destruye el pilar más importante de cualquier democracia que es la representación popular", dijo Santos

El presidente insistió en un llamado al diálogo para superar esta crisis, "tenemos que tener claro qué buscamos, y primero que todo hay que buscar que cualquier transición sea pacífica. Evitar la violencia. Por eso el diálogo nunca se debe descartar así no haya dado resultados, (...) pero no se puede descartar, porque cualquier alternativa es peor", aseguró. 

Pidió a la comunidad internacional 'señales claras', y dijo que "se necesitan señales contundentes que estamos prestos a ayudar, pero no a aplaudir medidas que en lugar de ayudar agraven la crisis o permitan que se siga agravando. Las instancias internacionales como la OEA y la ONU deben abocar esta situación y proponer salidas, para eso están y fueron creadas, tenemos que exigirles que operen en esa dirección". 

Santos pidió no descartar la aplicación de la carta democrática de la OEA en este caso, y dijo que "si ese paso se da, hay que hacerle un llamado a la oposición en Venezuela para que se ponga de acuerdo a ver qué pretende, qué quiere para el futuro de Venezuela". Agregó que desde Colombia se continuará con la preocupación, pero con prudencia, "prudencia que no debe confundirse con debilidad ni con complicidad, porque si un país pierde con esta crisis, es Colombia", puntualizó.

Cargando