¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Habitantes de la Depresión Momposina denuncian alto riesgo de inundación

Este domingo habrá una reunión de urgencia de todos los pobladores en la sede del Concejo para definir un plan de salvamento.

Una seria amenaza de consecuencias impredecibles se cierne sobre los habitantes del Municipio de Hatillo de Loba y del resto de poblaciones de la Depresión Momposina. Informes oficiales dan cuenta desde ya, de la alta preocupación por los anuncios de las autoridades meteorológicas sobre la ola invernal que se avecina y las graves consecuencias que traerán consigo los efectos de los desbordamientos de las aguas en el país en 2017, y donde el Departamento de Bolívar figura nuevamente como uno de los blancos de catástrofes por las lluvias.

Los centenares de dignificados aun hoy de la ola invernal de los años 2008 y 2010, no alcanzan a reponerse de los estragos causados por la inundación, la que abrió un boquete a la altura de la finca de propiedad de William Tamayo, el cual pese a ser intervenido con recursos nacionales y municipales, no fueron suficiente los esfuerzos realizados y posteriormente con la llegada del fenómeno de la niña en el año 2010-2011, las consecuencias fueron mayores al superar los niveles del rio la cota del jarillon recién construido.

Los problemas desde entonces se han incrementado para la población, al establecerse 3 puntos críticos, que no han tenido la atención del caso, como lo son: 1- el sector del señor Jairo Palencia, donde se abrió un boquete de una extensión de 300 metros, 2- el boquete se presentó en la finca del señor Tamayo, alcanzando 600 metros de ancho y fue tal su magnitud que incluso las aguas y las corrientes se unieron con el rio, lo que agrava hoy más la situación; y el tercero de los boquetes alcanzo un tamaño similar al anterior en la finca del señor Diomedes Arévalo, provocando una inundación del 95% de toda la población y al resto de la Isla de Mompox.

En esas oportunidades, la fuerza de las aguas arraso con sembrados, animales e incluso dejo varias víctimas fatales a lo largo de su recorrido, sedimento ciénagas, canos y en general grandes cuerpos de agua y produjo daños ecológicos y socioeconómicos, cambiando incluso las actividades económicas y el paisaje original de municipio de Hatillo de Loba y otros de la Depresión Mompoxina.

Tras una década de las graves emergencias vividas de manera escalonada, los trabajo no fueron atendidos oportunamente y las obras realizadas años atrás, presentan hoy un significativo debilitamiento, que amenaza peligro inminente a una población con alto grado de vulnerabilidad. La sedimentación de los cuerpos de agua no ha tenido intervención oficial alguna a pesar de los compromisos instituidos en planes de desarrollo departamental y municipal. Actualmente no se cuenta con ninguna medida o decisión preventiva, la población se encuentra a merced de los estragos de las inundaciones y las fuertes corrientes, que desde ya se vaticinan por organismos como el IDEAM y la oficina de Atención de desastres, siendo impredecibles sus consecuencias.

“En tal eventualidad los pobladores nos encontramos a merced de un nuevo desastre natural por la carencia de las obras y el poco interés mostrado por las autoridades competentes” manifestó Ruby Torrejano, en un llamado angustioso al Gobernador de Bolívar, y al Presidente de la Republica, lo mismo que al resto de entidades comprometidas en la solución.

Por tal efecto se ha convocado de manera urgente a las autoridades competentes, organizaciones sociales, económicas y en general a todos los ciudadanos de los diferentes municipios, corregimientos y veredas de la Depresión Momposina a una reunión de última hora el próximo domingo 29 de Marzo en las instalaciones del Concejo Municipal de Hatillo de Loba desde las 8 de la mañana.

En la reunión, se darán a conocer en detalle los grandes peligros que se ciernen sobre Hatillo de Loba y demás poblaciones y de esta manera aunar esfuerzos y acordar gestiones encaminadas a instar y de ser necesario, exigir y demandar de las autoridades Nacionales, regionales, departamentales y municipales y de manera especial a la Dirección Nacional de Atención de Desastres, la gestión de recursos y actuaciones administrativas urgentes y oportunas para ejecutar las obras complementarias del Jarillón de Hatillo de Loba consistentes en un resalto de 40 centímetros sobre la obra a la altura del km 12 hasta el Corregimiento de la Victoria, permitiendo proteger la vida y los bienes de todos los habitantes de Hatillo de Loba y municipios de la Depresión Momposina.

Cargando