¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Estudiantes universitarios crean juego infantil para prevenir el bulling

Rumo es un proyecto de material didáctico especializado en ética y valores, especialmente dirigido a promover la convivencia

 

 

Milagros Vanessa Ruiz Caicedo y Karen Montaño Arias, estudiantes de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Colombia Sede de Palmira, desarrollaron esta propuesta pedagógica dirigida a la población infantil, con el fin de encontrar alternativas para detectar y prevenir el bullying (matoneo) y tratar temas relacionados con valores socializadores.

El proyecto está enfocado en niños de transición (entre 5 y 6 años), pues apunta a fortalecer el desarrollo de la segunda infancia, en la que el juego se constituye en una de las dinámicas de acercamiento a esta población.

Rumo está conformado por dos tapetes con ideas renovadas de juegos tradicionales. El primero es una versión de “Escalera y toboganes” llamada “Decide y sube”, en la que se trabajan situaciones actuales que permiten identificar relaciones de causa y efecto.

Este entretenimiento les facilita a los pequeños interiorizar, con apoyo de imágenes llamativas, que las decisiones tienen consecuencias positivas o negativas, las cuales traen consigo una recompensa por las buenas acciones, o una lección por los errores.

Las estudiantes implementaron como estrategia que los niños enfrenten desafíos o retos para subir por las escaleras. “Así empiezan a comprender desde temprana edad que para avanzar es necesario superar pruebas y enfrentarse a diferentes situaciones”, explican.

También se implementó el uso de casillas de asociación para que ellos decidan si quieren trabajar con un compañero.El segundo juego, “Ciudadela de valores“, consiste en buscar aprendizajes en escenarios y acciones relacionadas con la convivencia.

Mediante un recorrido se debe obtener el resultado con los integrantes de dos grupos, mientras el docente reflexiona sobre cada realidad. La búsqueda termina cuando los niños cuentan los aprendizajes que obtuvieron en este ejercicio lúdico.Karen y Milagros consideraron conveniente trabajar con los niños de edades tempranas para generar un impacto en la enseñanza de valores éticos y morales, además de principios fundamentales para una buena convivencia.

“En esta etapa de la vida es necesario enseñar temas relacionados con valores socializadores, ya que –de acuerdo con el psicólogo Jean Piaget– es a través del juego como el pequeño se aproxima de manera natural a las normas y reglas, dada la necesidad de cooperación para su desarrollo exitoso”, aseguran.

Rumo tiene además el componente colaborativo, pues además de realizarse en grupos debe existir un acompañamiento del docente que guía y explica las diferentes acciones que se encuentran en el tablero.

Las propuestas se desarrollaron a partir de referentes existentes conocidos por algunos niños, con el fin de que puedan ser aplicados a la educación preescolar para el aprendizaje de los conceptos en la promoción de la convivencia ciudadana.

El impacto social que genera este juego con su práctica es que los menores interiorizan de manera progresiva la existencia de códigos y reglas que se deben cumplir cotidianamente y que, como en el juego, tienen consecuencias positivas o negativas.

La proyección de estas dos estudiantes es realizar propuestas para prejardín y jardín, y llevar el diseño a diferentes instituciones educativas que puedan implementar esta herramienta para reforzar conceptos sobre convivencia, valores y rechazo al bullying.

 
Cargando