¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Denuncian caso de racismo en la Universidad de Tolima

El decano de la Facultad de Ciencias de la Educación asegura que el rector de la institución lo ha discriminado por su color de piel. El rector responde.

Universidad de Tolima /

Andrés Felipe Velásquez es el decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Tolima. Es afrocolombiano y oriundo del Chocó. Además, Velázquez es físico, matemático y doctor en Ciencias Pedagógicas de una universidad cubana. En el 2012 asumió como decano, por primera vez, y en el 2016 fue reelecto con el 51% de los votos. Asegura que durante su gestión se han abierto tres maestrías y se ha consolidado a la Facultad como la más grande del campus.

Caracol Radio conoció su denuncia en la que argumenta que el rector, Omar Albeiro Mejía, lo ha discriminado por ser negro. “Todo comenzó por la apertura de unos cupos con la que yo no estuve de acuerdo. A raíz de eso se viene dando una persecución en contra mía por parte del rector. El año pasado, por ejemplo, yo orienté unas cátedras en postgrado los sábados y domingos. No me pagaron las cátedras bajo el argumento de que la Contraloría lo tenía prohibido cuando hay dos conceptos de jurídica que dicen que se me tienen que pagar las horas”.

Por otro lado, el decano asegura que ha habido cambios irregulares solo en su facultad. “Me retiró a mi secretaria personal escudándose en la crisis financiera, pero la verdad es que lo hace porque yo soy el único decano afro. Además, solo en mi facultad sacaron a los directores de postgrado que no cobraban ni un solo peso. Ellos venían adelantando procesos de acreditación de alta calidad para las maestrías. Eso no se explica. Una vez me trato mal en un consejo académico, me dijo chismoso y yo no creo que ese sea el trato debido para un profesor que tiene un doctorado”, añadió Velásquez.

Sin embargo, el rector Mejía le aseguró a Caracol Radio que él no es racista y que toda la polémica se debe a unos cambios administrativos estructurales que él viene realizando en la universidad. “Nosotros recibimos la universidad fracturada con un déficit financiero que superaba los $30.000 millones. Teniendo en cuenta esa realidad empezamos a realizar reformas que no les han gustado a muchos profesores. El Consejo Superior ordenó a la administración de la universidad que había que concentrar la ordenación del gasto, que las facultades nominadoras tenía que hacerlas el rector y yo asumí esas funciones que antes tenían los decanos.”

Por último, el rector afirmó que siente un profundo respeto y admiración por el decano Velásquez y que lo considera una persona muy importante para la comunidad educativa.

Cargando