Presentan avances en la descontaminación del río Bogotá

Las obras de adecuación hacen parte de las responsabilidades de la CAR derivadas de una sentencia del Consejo de Estado.

Recorrido por el río Bogotá. /

El proyecto de adecuación hidráulica de la cuenca media del río Bogotá cubre 60 km de los 380 km de su extensión, durante la primera fase, se extrajeron de sus aguas 6 millones 800 mil toneladas de basura y lodos.

Con el objetivo de conocer de primera mano los avances de estas obras, 12 empresarios, el presidente de ProBogotá Región, Luis Guillermo Plata y el director de la CAR, Néstor Franco y otros funcionarios, hicieron un recorrido de 30 kilómetros entre Fontibón y Soacha.

Luis Guillermo Plata, manifestó que “hoy vemos que la descontaminación del río Bogotá es posible, ya que finalmente se está comenzando a limpiar. Si bien hoy falta mucho, hay un avance importante, por eso estamos muy impresionados”.

Además agregó que “recorrimos 30 kilómetros y se ven obras de ingeniería significativas, con un costo muy alto, pero necesarias. Nos pareció muy positivo porque es muy importante ver que las cosas comienzan a pasar, pero todavía nos falta por desarrollar ciudad de cara al río, vivir cerca al río, hacer deporte cerca al río, lo que debería ser una ambición de los Bogotanos. Y enfatizó en que es interesante ver que hay un plan y se está ejecutando. Eso es esperanzador.”

Claudia Candela, directora de Gobierno y Política Pública de ProBogotá, sostuvo al término del recorrido que “con lo que vimos hoy uno se atreve a pensar que seguramente mis hijos podrán ver un río Bogotá limpio”.

Por su parte, el director de la CAR, Néstor Franco, explicó que la recuperación del afluente necesita tres ejes: capacidad, calidad del agua y apropiación ciudadana.

“Debemos tener una responsabilidad institucional para administrar el río, y en eso estamos; necesitamos un apalancamiento privado para que los empresarios sean partícipes y que sus programas de responsabilidad social se inviertan en el río y el tercer elemento es que los bogotanos dejen de pensar que el río es su gran cañería”, expresó el funcionario.

Luego de explicar a los empresarios las obras que deben realizarse para recuperar el río, Néstor Franco se mostró optimista sobre el futuro del afluente más importante de la ciudad.

“La CAR tiene una apuesta para que el río esté limpio para el año 2023, y confiamos en que podamos cumplir, pero necesitamos que el gobierno nacional, la alcaldía de Bogotá y la empresa de acueducto hagan su parte con las obras que hacen falta como poner a funcionar los interceptores de aguas residuales y construir la PTAR-Canoas”, dijo Franco.

Dijo además que gran parte de la labor de la CAR durante los últimos años ha sido la recuperación de la ronda del río, creando zonas inundables para prevenir desastres e inundaciones cuando se incrementan las lluvias, tal como sucedió en 2010 y 2011.

“Los ríos en temporada de invierno deben crecer, y al crecer ellos buscan un espacio para remansar, ante ello, lo mejor es evitar que se desborde hacia predios privados, habilitando zonas públicas que en tiempo de invierno las podamos abrir tranquilamente para que sean inundadas por el río y en tiempo de verano se conviertan en áreas multifuncionales, para aprovechamiento de la comunidad. Así podremos prevenir inundaciones y desastres donde recurrentemente las habíamos vivido”, señaló.

Cargando