¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Por falta de agua declaran calamidad pública en Soracá, Boyacá

Las altas temperaturas secaron las fuentes hídricas en más del 50%.

Las fuentes del acueducto urbano y rural del municipio que el primer sábado de cada mes recibe a más de 10 mil feligreses para la tradicionalmente misa campal de sanación, se han secado en más del 50%.

“No fue sino que entrara el verano, y el agua se secó”, esas fueron las palabras de la alcaldesa del municipio, Clementina Guayacán Guevara, quien manifestó en Caracol Radio que se decretó hoy la calamidad pública por la falta del recurso hídrico.

“La problemática más grande está en una vereda, donde se secó completamente la fuente. Teníamos una pulgada del agua abasteciendo a más de 300 usuarios y ya desapareció”, agregó la mandataria del municipio.

Agregó que están comprando el agua desde Tunja, porque no hay más fuentes de abastecimiento en el municipio.

 

Crisis anunciada

“Lo que vivimos este año es la consecuencia de la crisis del año pasado, y estamos agotando la poca agua que nos queda”, señaló la alcaldesa.

Explicó que “estamos en crisis, fuimos priorizados el año pasado por Gestión del Riesgo para la construcción de un pozo profundo pero hasta ahora eso no ha sido una realidad. Nosotros hicimos el proyecto, lo radicamos, y por eso estamos dentro de los municipios priorizados pero las ayudas no nos han llegado”.

Aseguró que para suministrar el agua que están comprándole a la ciudad de Tunja, y a la empresa Proactiva, se está distribuyendo con un carrotanque prestado por el departamento.

“Pero lo que necesitamos no es un carrotanque, sino solucionar el problema de raíz, que se cumplan los acuerdos a los que llegamos el año pasado, necesitamos por lo menos un pozo profundo”, dijo la alcaldesa.

Explicó que con recursos de regalías se priorizó la construcción de otro pozo profundo. “Es ese orden de ideas, adolecemos realmente de 2 pozos profundos, ya que la época de verano nos genera estas crisis. Pero cada vez las dificultades crecen: el año pasado hizo más calor y teníamos mucha escasez de agua. Esta vez, no ha sido tan intenso el calor, pero apenas entró el verano, las fuentes se secaron inmediatamente, y tenemos este año menos agua que el año pasado, si siguen aumentando las temperaturas, la crisis será peor”.

 

El agua para la misa de sanación de este sábado

Los eventos masivos que se desarrollan tradicionalmente en el municipio, y que atrae gran cantidad de turistas, preocupan a las autoridades.

El agua para poner a disposición de los visitantes que llegan a la misa de sanación, se piensa asegurar comprándose a Tunja, “cada metro cúbico nos sale a mil pesos, y el problema es que no nos alcanza y se nos aumentan los costos, necesitamos el pozo profundo para reforzar el acueducto”.

 

¿Y el plan departamental de aguas?

El programa que opera la Empresa Departamental de Servicios Públicos de Boyacá, cuenta con 88 de los 123 municipios de Boyacá, afiliados.

Su objetivo es lograr que los municipios puedan acceder a los beneficios de asesoría técnica y gestión ante el gobierno nacional para la consecución de recursos, para la ejecución de obras en acueducto, alcantarillado, saneamiento básico, reforestación, rellenos sanitarios y para que sean guiados en el Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos –PGIRS-, entre otros aspectos.

De acuerdo con la alcaldesa de Soracá, "somos miembros de ese plan, pero vimos estancada la gestión. Fuimos varias veces a comentarles sobre nuestra crisis desde el año pasado, pero la entidad al parecer estaba en periodo de transición y se estancaron nuestras peticiones”.

Aclaró que el municipio ha “hecho los pagos correspondientes para pertenecer a este plan, estamos al día, y este año cuando asistimos a la asamblea general del mismo, no entendemos por qué nos dicen que no pertenecemos al mismo, estamos esperando respuestas”.

Para la mandataria, ese plan “no es que nos ayude a nosotros los municipios, ellos priorizan las obras pero no sé bajo qué criterios realmente, pero no es que nos veamos muy beneficiados”.

Se espera que con la declaratoria de calamidad pública, se asista urgente al municipio que clama por agua.

Noticias relacionadas

Cargando