¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Consejo de Estado ratifica sentencia que ordenó suspender exploración y explotación de hidrocarburos en la Reserva de Biosfera Seaflower

En San Andres consideran que el fallo debería ser tenido en cuenta por Nicaragua.

En un fallo que ya es considerado en las islas como histórico y trascendental el Consejo de Estado resolvió ratificar la sentencia del 4 de junio de 2012, mediante la cual el Tribunal Administrativo de San Andrés Providencia y Santa Catalina, amparó los derechos colectivos invocados en una demanda de la corporación ambiental Coralina y ordenó suspender la exploración y explotación de hidrocarburos, adjudicados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos de los bloques denominados Cayos 1 y Cayos 5 incluidos dentro de la Reserva de Biosfera Seaflower y su Área Marina Protegida.

La Sala concluye que no encuentra razones para revocar el fallo apelado, evidenciada la amenaza seria a los derechos colectivos ambientales invocados por la parte actora, se impone confirmar la decisión impugnada por la ANH, Ecopetrol S.A y Repsol Exploration Colombia S.A.

Para el Magistrado José Mow Herrera, el fallo debe ser tenido en cuenta no solo por Colombia sino también por Nicaragua.

“este fallo se debe tener muy en cuenta porque nos va servir como un precedente para ser presentado ante instancias internacionales en defensa de la supervivencia de los habitantes de las islas”, afirmó el magistrado isleño.

Y recalco que no importa que la Corte Internacional de Justicia en la Haya entregó una porción del mar a Nicaragua, ellos no pueden sin contar con los organismos internacionales, entrar a explorar y explotar petróleo en esa zona marítima.

el Consejo de Estado señala en el mismo fallo que aunque parezca sorprendente, dado el avance de las actuaciones enderezadas al aprovechamiento de los recursos naturales alojados en esta zona por parte de la autoridad del sector hidrocarburos, el estadio de los conocimientos de los que se dispone para poder establecer con certeza los impactos de la exploración y explotación de estos recursos en el área de la Reserva de Biosfera distan mucho de brindar seguridad sobre las condiciones que deben exigirse para que resulten conformes con los mandatos de conservación de la Constitución Ecológica.

Ello sirve de base para aplicar el principio de precaución y recomienda que las autoridades administrativas involucradas persistan en el esfuerzo de recabar una información más completa, que haga posible la toma de las decisiones más apropiadas tanto desde el punto de vista técnico, como ambiental y económico para los intereses de la región, de la Nación y de la comunidad del Caribe.

Datos de la Corporación Coralina dan cuenta que el Área Marina Protegida, AMP posee un área total de 65.000 kilómetros cuadrados, siendo la más extensa del Caribe y una de las diez más grandes del mundo, y que se encuentra conformada por tres secciones importantes: (i) Sección Sur: áreas marinas costeras de San Andrés, Banco de Bolívar y Banco de Albuquerque, con un total de 1.400.000 hectáreas; (ii) Sección Centro: áreas costeras marinas en Providencia y Santa Catalina, con una cobertura de 1.270.000 hectáreas; y, (iii) Sección Norte: Banco de Roncador, Serrana y Quitasueños con una extensión de 3.750.000 hectáreas.

Cargando