Escuche ahora

La Luciérnaga

Gustavo Gómez


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Maluma, uno de los primeros sancionados con el nuevo código de policía

El cantante de reguetón escuchaba música con alto volumen en una unidad residencial del barrio Las Palmas de Medellín.

El cantante estaba celebrando su cumpleaños en Medellín.

El cantante estaba celebrando su cumpleaños en Medellín. / Colprensa

Ni Maluma, el famoso cantante de música reguetón, se salvó de la aplicación del nuevo código de policía. El artista recibió un comparendo pedagógico por escuchar música a altos volúmenes durante una fiesta de cumpleaños en una lujosa unidad residencial en Las Palmas de Medellín.

Según el comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, general Óscar Gómez Heredia, el reguetonero antioqueño celebraba su cumpleaños con su familia y amigos, situación que obligó a la policía a acudir, no una, sino dos veces, a los llamados de los vecinos, molestos por los altos niveles de ruidos.

“Por requerimientos de la comunidad que nos manifiesta que el sonido se estaba excediendo, la policía les pide que lo mermen, ellos se comprometen y dicen que tienen permiso hasta las 12 de la noche. Sin embargo, luego nos vuelven a llamar, volvemos a asistir y es citado el representante legal de Maluma el día lunes a la inspección”, relató el oficial jefe de la Policía en el Aburrá.

El lunes, cuando entró en vigencia el código de la policía, el representante legal del cantante cumplió con la cita, allí la inspectora le notificó una sanción pedagógica por violar una de las nuevas normas policiales.

“La inspectora le hace una sanción pedagógica porque prácticamente lo que busca el código de policía es precisamente prevenir, más que tener que aplicar un tema coactivo… con las multas que tenemos, estos artistas tendrían que pagar muchísimas”, sostuvo el general Gómez Heredia.

El cantante no se ha pronunciado por la falta cometida, pero en sus redes sociales sí ha hecho varias publicaciones en las que manifiesta que “este es el mejor cumpleaños que muchos pudieron darme”.

Pero los vecinos también han manifestado que el regalo fue “una sanción pedagógica y no económica” por lo que le piden más mesura para la próxima ocasión.