¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Tras millonaria inversión un jardín infantil fue desocupado por presentar alto riesgo

Administración distrital lo dio al servicio en 2011, se invirtieron 2300 millones de pesos, y dos años más tardes ya estaba completamente agrietado.

Tras una millonaria inversión y una entrega con toda la pompa del caso, en el año 2011, de un jardín infantil a la comunidad del barrio Lipaya, éste debió ser desocupado por presentar alto deterioro al ceder el terreno que habría sido rellenado para tal construcción.

En mayo de 2011, la administración distrital de Barranquilla, en cabeza de Alejandro Char, dio al servicio de la comunidad del barrio el ‘Jardín Social Lipaya’, para la atención de 300 niños del sector a cargo del programa de madres comunitarias del Instituto de Bienestar Familiar.

Indican líderes de la comunidad que dos años más tarde la misma administración ordenó que el inmueble fuera desocupado porque su estructura se había deteriorado a tal punto que representaba un alto riesgo para la población atendida allí.

La razón para el deterioro de la obra, que requirió una inversión de 2.300 millones de pesos, según la comunidad, es que la misma fue levantada en un terreno rellenado previamente, por ser parte de del cauce de un arroyo, que con el tiempo terminaría cediendo.

La infraestructura, cuando fue entregada no tenía nada que envidiarle a una institución educativa de alto estrato social, salones, espacios de recreación, comedores, todos amplios y bien acabados, pero al poco tiempo hasta los cimientos quedarían expuestos por deslizamiento parcial del terreno.

Entonces se declara el inmueble como de alto riesgo y se ordena su desalojo, esto fue en 2013, desde cuando los menores son atendidos en la sede de la Fundación Casa de la Mujer y en un templo de la Iglesia Evangélica que funcionan en el sector.

Los padres de familia dicen estar preocupados porque en las actuales condiciones no es posible atender al total de la población que establece el programa del ICBF, y por ello el mismo sería cerrado, y es muy probable que el año 2017 no se contrate el mismo quedando estos niños sin ser atendidos.

Cargando