Escuche ahora

El Club de Lectura

Norberto Vallejo


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Nelly y Robinson, de víctimas a mensajeros de paz

Dos vidas paralelas que se cruzaron en Barranquilla llevando un mensaje de paz

Nelly Cortecero nació en María la Baja (Bolívar), de ese lugar fue desplazada por grupos al margen de la ley el 20 de marzo de 1998, cuando le restaba un semana para validar su bachillerato, que había cursado gracias a unas escuelas que habían establecido un grupo de desmovilizados.

Con el dolor del asesinato de su primo, partió a Soledad (Atlántico), junto con su pareja y sus cuatro hijos, en donde lograron subsistir económicamente gracias a la venta de confites en los buses, de pasteles, hayacas y demás productos.

Por otro lado, Robinson Pérez creció en Teorama (Santander). A los 13 años se inició en la bebida y un año más tarde, en busca de dinero, ingresó a las filas de las Farc. Pero al no ver progreso monetario, después de tres años, decidió alejarse de las filas del grupo armado.

Nelly y Robinson, dos vidas paralelas que se cruzaron en Barranquilla. Hoy ambos están conectados por medio de la Agencia Colombiana para la Reintegración, llevando un mensaje de paz, perdón y reconciliación para todos los colombianos.