¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Nunca el mando de las Farc ordenó tal atrocidad, pero aquí estamos para responder: Iván Márquez

Durante el acto de perdón en Apartadó, las víctimas le pidieron a las Farc y al Gobierno Nacional reparación para esta comunidad.

En el municipio de Apartadó, Antioquia, se cumplió el tercer acto de reconocimiento y perdón por parte de la guerrilla de las Farc, esta vez, por la masacre de 35 personas y heridas a 17 más, en hechos ocurridos en el año de 1994.

Luego de una obra de teatro, un encuentro cara a cara entre víctimas y victimarios, las Farc, a través de Iván Márquez, uno de los jefes guerrilleros, pidió perdón en público y en privado, y aseguró que nunca ordenaron ese hecho lamentable para la región de Urabá.

“Hemos venido a La Chinita 22 años después a pedirles perdón con humildad por todo el dolor, jamás debió ocurrir lo sucedido en esa noche de alegría y verbena popular, nunca el mando de las Farc ordenó tal atrocidad, pero aquí estamos para responder”, expresó el líder de las Farc.

Durante dos horas, estuvieron reunidos Pastor Alape, Iván Márquez y las víctimas, en un espacio emotivo, donde hubo hasta reclamos a estos jefes guerrilleros.

Al final, luego de abrazos, las víctimas señalaron que: “las víctimas de La Chinita si perdonamos, si perdonamos a las Farc y apoyamos la paz”.

También Silvia Berrocal, una de las líderes de las víctimas aseguró que además de aceptar el perdón, se debe adelantar iniciativas en favor de esta comunidad que ha sido abandonada.

“Requerimos una Universidad para la paz, donde los jóvenes que hoy están en disputa, tengan oportunidades. Necesitamos proyecto productivos, necesitamos viviendas para las víctimas, necesitamos que nos tengan en cuenta y nos reparen como víctimas que somos”, afirmó la señora Berrocal.

Previó al acto público de perdón, hubo una movilización donde se rebautizó la calle conocida como la masacre y ahora, paso hacer la calle de la esperanza.

Cargando