¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Tres exdirectivos de aguas serán imputados por la tragedia del Cervantes

Son acusados como posibles responsables de la tragedia del barrio Cervantes de Manizales.

Ante un juez de control de garantías, la Fiscalía General de la Nación les imputará los cargos de homicidio culposo y lesiones personales culposas, a tres exfuncionarios de la empresa Aguas de Manizales, como presuntos culpables de la tragedia del barrio Cervantes que cobró la vida de 48 personas.

La audiencia, con la que se le dará inicio formal al proceso penal, será el viernes 16 de septiembre a las 8:30 a.m. en el edificio del Consejo de la Judicatura en el barrio San José de Manizales.

A ella en calidad de imputados deberán asistir Álvaro Andrés Franco Valencia, quien para la fecha de la tragedia era el gerente de Aguas, Sebastián Henao Valencia que en ese entonces trabajaba como subgerente técnico y Diana Lorena Gómez Zuluaga quien oficiaba como subgerente de servicio al cliente.

En esta diligencia el ente acusador solo responsabilizará oficialmente a los tres exfuncionarios por las muertes de las 48 personas, 12 de ellas menores de edad.

No serán vinculadas inicialmente a esta investigación penal el exalcalde de Manizales Juan Manuel Llano Uribe ni funcionarios de su administración como inicialmente se había indicado por parte de uno de los representantes de las víctimas.

La Fiscalía se tomará otros dos a tres meses para definir si también le imputa cargos a otros exfuncionarios públicos como el alcalde de esa epoca, Juan Manuel Llano Uribe y algunos de sus colaboradores.

La Fiscalía no pedirá medida de aseguramiento, ya que los tres funcionarios no representan un peligro para la sociedad, no trabajan ya en la empresa de acueducto y lo más importante es que las pruebas ya están practicadas. Así lo explicó uno de los defensores de las víctimas.

Esta imputación penal se da después de casi cinco años de la tragedia y de la fracasada lucha que las partes involucradas en este hecho han tenido para llegar a un acuerdo en el que se indemnizarían a las víctimas.

Recordemos que la tragedia del barrio cervantes ocurrió la mañana del sábado 5 de noviembre de 2011, cuando la explosión del tubo de conducción del acueducto arrasó con varias viviendas y produjo la muerte de las 48 personas y serias lesiones a otra cantidad de vecinos de ese tradicional sector de la capital de Caldas.

La versión de que el tubo explotó debido a su mal estado quedó confirmada por estudios que realizó la Universidad Nacional por un contrato ordenado por la Fiscalía. Dichos estudios además descartaron que este hecho hubiera ocurrido por un desastre natural.

Cargando