Escuche ahora

Hora 20


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Alexei en la calle
ALEXEI EN LA CALLE

Conozca el “Museo de la Basura” en Bogotá

Dentro de una casa de la localidad de Teusaquillo un hombre acumula y utiliza lo que desechan los capitalinos.

Cerca del Concejo de Bogotá, en el barrio La Soledad, en la esquina de la calle 38 con carrera 27 hay una casa que no se parece a las demás, está cubierta de envases de plástico, cartón, paquetes vacíos de frituras, zapatos y botellas de todas las marcas de licores que se puedan imaginar. En la puerta de la vivienda hay un aviso: “Museo de la Basura”.

Para entrar no hay que pedir cita, tampoco hay que pagar, ni siquiera hay que tocar la puerta, otro letrero dice: “Siga la puerta está abierta”. Cuando se cruza el umbral y se corre una cortina blanca para entrar se siente el aroma a basura y se puede observar la gran cantidad de cosas acumuladas: latas de cerveza, bombillos, cables, cajas, ojos de plástico sacados de muñecos de peluche, en fin, todo está con otro aviso que dice: “¿es esto la revolución industrial? Esto no es el futuro”.

Cuando se saluda: buenas ¿hay alguien?, se escucha la voz de una mujer que dice: “suba”, busco las escaleras, subo y observo otro cuarto con más cachivaches, veo tres jóvenes estudiantes universitarias mirando a un hombre gordo y barbado sentado en un viejo sofá con un vaso de licor en la mano, mientras habla las estudiantes lo escuchan detenidamente.

El hombre es Antonio Casafús, para algunos un loco, para otros un maestro, explica qué hace en su casa: “el museo de la basura es una espacio para crear una conciencia ambiental a través de una pedagogía de choque, todo acto de consumo es depredatorio”.

Este personaje tiene como profesión las artes plásticas ya que vive de vender cuadros. Comenzó a acumular basura hace 40 años pero hace 21 decidió abrir su casa al público y presentarla como museo, “acá tengo toda la mierda que producen los idiotas que se levantan todos los días para montarse a un Transmilenio para ir a trabajar”.

Según cifras de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), entidad encargada del manejo de las basuras en la capital, la ciudad produce alrededor de 6.200 toneladas de residuos sólidos al día y la meta planteada en el Plan de Desarrollo Distrital es de reducir el 5% de esos residuos, es decir unas 310 toneladas al día, a través del Programa de Reciclaje y Aprovechamiento Sostenible PRAS.

El señor Antonio mientras tanto seguirá acumulando todo lo que tiramos a la basura y deja el siguiente mensaje a la humanidad “dejen de comprar tanta mierda; que no los quieran por lo que tienen sino por lo que piensan y por lo que son”.