¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

A 20 años de cárcel condenado suboficial del Ejército por falso positivo en Cartago

Se trata del cabo del ejercito Hildebrando Antonio Andica Gañan , acusado como coautor del delito de homicidio en persona protegida.

Un suboficial del ejercito acusado de la muerte dos campesinos a quienes hizo pasar como guerrilleros de las Farc, fue condenado a veinte años de prisión.-

Se trata del cabo del ejercito Hildebrando Antonio Andica Gañan , acusado como coautor del delito de homicidio en persona protegida.-

La decisión judicial fue tomada por el juzgado segundo penal del circuito con funciones de conocimiento de Cartago, al norte del Valle.-

La sentencia está relacionada con la muerte de Deibi David Orozco Útima, de 24 años, y Hebert Antony Palacio, de 15 años, en hechos ocurridos el 14 de mayo de 2005, en zona rural del municipio de Cartago. Ese día, soldados del Batallón de Infantería No. 23 Vencedores realizaron un operativo de rastreo de un grupo de guerrilleros de las Farc en la vereda Monín.

Soldados adscritos al pelotón Bastión No. 4, comandados por el teniente Julián García Peña, rodearon la finca El Bosque de la vereda en donde se encontraban las dos víctimas, que trabajaban como jornaleros. Según la investigación de la Fiscalía, los soldados reportaron a sus superiores del Batallón Vencedores el combate con subversivos, quienes utilizaron armas de fuego de largo alcance, y que habían procedido a la captura de dos de ellos.

De acuerdo con el testimonio del cabo Andica Gañán, durante las audiencias, y los de otros soldados comprometidos en la muerte de los jornaleros, al reportar a sus superiores las dos supuestas capturas, recibieron como respuesta que “el Ejército no requería capturas sino de bajas”.

Dos testigos aseguraron que los trabajadores fueron sacados a la fuerza de la finca El Bosque y llevados por la carretera en donde los soldados simularon un combate. Horas después los dos jóvenes aparecieron muertos. Por el asesinato de los labriegos, los soldados del pelotón No. 4 recibieron felicitaciones y condecoraciones meritorias de Orden Público.

Durante la inspección a los cadáveres, las víctimas presentaban impactos de bala en el cuello y la espalda, y en sus manos portaban armas de fuego. El resultado de los análisis forenses demostró que las armas fueron disparadas con anterioridad al supuesto combate y colocadas en las manos de las víctimas.

En la sentencia, el juez determinó también, que Hildebrando Antonio Andica debe pagar una multa de 400 salarios mínimos legales a cada uno de los padres de Deibi David Orozco y Hebert Antony Palacio, y 266 salarios mínimos a los familiares directos de las víctimas, es decir hermanos, esposa e hijos.

Además, dispuso que el militar no puede portar armas de fuego durante 5 años y lo inhabilitó por 15 años para ejercer cargos públicos.

En los próximos días, la Fiscalía calificará, dentro de la Ley 600, contra el coronel (r) José Alejandro Forero Bensi, quien para la época de los hechos se desempeñaba como Comandante del Batallón Vencedores de Cartago, y contra el mayor (r) Jimmy Antonio Coral Burbano, quien era el comandante operativo de esta guarnición militar. Ambos oficiales están detenidos.

Cargando