¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FINANZAS

Anuncio de quiebra del municipio desata polémica en Bucaramanga

Algunos expertos en finanzas sostienen que aún no hay razones para pedir que la ciudad se acoja a la ley 550 como lo plantea el alcalde Rodolfo Hernández.

El planteamiento del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández de usar los mecanismos de la ley 550 para que el municipio tenga cómo enfrentar una crítica situación financiera desató una fuerte polémica luego que uno de los exintegrantes del comité de empalme de la actual administración desvirtuara la necesidad de apelar a este recurso.

José Neil González, miembro de la fundación Participar aseguró que el municipio sí presenta una condición muy crítica por los gastos en que incurrieron los alcaldes de los últimos 15 años quienes contrataron más de lo que se podía pagar.

Sin embargo, aseguró que el municipio aún tiene margen de maniobra y es autosostenible pues los ingresos corrientes, certificados por el ministerio de Hacienda, el año pasado sumaron 273 mil millones de pesos.

"Los anteriores gobiernos inflaron los ingresos del municipio para poder contratar; los bancos fueron irresponsables cuando prestaron plata a Bucaramanga pero no hay posibilidades de que el municipio se quiebre", aseguró González quien estuvo a un paso de ser el secretario de Hacienda de Bucaramanga.

A su turno, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría exclamó que los "municipios no se quiebran".

El ministro explicó que si el alcalde lo solicita podría iniciarse un proceso de acompañamiento para que el municipio reestructure sus deudas.

Manolo Azuero, jefe de gobernanza de la alcaldía de Bucaramanga contradijo la versión de José Neil González al argumentar que la situación financiera del municipio es grave de acuerdo al diagnóstico efectuado por el economista Mauricio Cabrera.

Azuero agregó que el municipio sí reúne las condiciones para acogerse a la ley 550.

Antes de las declaraciones de Azuero, la alcaldía había expedido un comunicado llamado "De la quiebra a la ética" en la que alude a un supuesto maquillaje del presupuesto de 2016.

"El gobierno anterior maquilló los informes financieros y negó la crisis hasta el último en que ocupó su cargo. De hecho, en el presupuesto de este año 2016 que su gobierno presentó en el 2015 y que el concejo municipal aprobó presentó un déficit de apenas 71 mil 570 millones de pesos: muchísimo menor al real, artificial, mentiroso".

El comunicado agrega que "el gobierno de Luis Francisco Bohórquez comprometió la plata de los impuestos locales del 2016 y parte de los del 2017 antes de que ustedes los pagaran".

En el primero de tres comunicados, se pregunta la alcaldía: "¿Cómo hicieron este festín? Entre otras mañana inflaron los ingresos del municipio para soportar el despilfarro en dinero de papel a sabiendas de que no había cómo pagar".

"Otra mañana de la anterior administración anterior para maquillar y reducir el deficit que nos contaban era sumar en el papel los recursos de destinación específica, -como los de salud y educación, que vienen de la nación y normalmente registran superavit- con los recursos de libre destinación que son los locales y que es donde está el hueco", refiere la alcaldía.

 

 

 

 

Cargando