¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Minsalud y niñas de El Carmen de Bolívar se vieron las caras 2 años después

Por momentos el auditorio se enardeció, pero se suscribieron compromisos

El auditorio del colegio IETI de El Carmen de Bolívar se colmó con cerca de 600 personas, en su mayoría madres y niñas presuntamente afectadas por la vacuna del VPH. Pasaron dos años para que el ministro de Salud Alejandro Gaviria, regresara al municipio para interactuar con estas niñas y sus familias. Hubo de todo, desde discursos enérgicos y subidos de tono, hasta un desmayo 'múltiple', cuando un grupo de niñas se aprestaban a entregar un mensaje al ministro.

Los padres hicieron el mismo reclamo desde que empezaron los síntomas hace dos años: que hubiese un diagnóstico claro sobre lo que ocurre, y que se les aprobara la consulta con médicos especialistas, para realizar exámenes que ellos aseguran, necesitan las niñas.

El ministro inició su intervención asegurando que 'es mentira que yo no quisiera venir a hablar con ustedes, que me daba miedo venir. Simplemente he estado haciendo las cosas como deben ser, hablando con el gobernador y preparando este encuentro de manera sería'.

Acto seguido, Gaviria intentó dar respuesta a las inquietudes que hay sobre la vacuna. Ante la hipótesis de que el lote de Gardasil aplicado en El Carmen perdió la cadena de frío, el ministro invitó al mismo director del INVIMA quien explicó lo que habría sucedido, desvirtuando que un lote sin la cadena de frío ocasionara los desmayos y efectos adversos ya conocidos.

Finalmente el ministro suscribió acuerdos con las familias, como la entrega del estudio que hizo el Instituto Nacional de Salud a universidades Nacional, de Antioquia y de Cartagena, para que certifiquen si tiene bases científicas concretas o no. Aseguró volver a El Carmen en 3 meses, y que entregará un vehículo para las zonas de difícil acceso y dotará los puestos de salud de Macayepo y Caracolí.

La reunión dejó un sabor agridulce entre los padres, quienes claman desesperados una solución inmediata al problema de sus hijas, a lo que el ministro dijo al final que 'es el mismo dilema de siempre, si tuviéramos la respuesta, no estaríamos aquí'.

Cargando