¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Empleadas domésticas de Antioquia festejan ley que las beneficia con la prima

Era algo que debía estar vigente hace mucho tiempo, coinciden empleadas y empleadores.

Empleadas domésticas celebran sanción de ley que obliga al pago de la prima. /

Doña Marta Uribe aún no llega al medio siglo, tiene dos hijas mellizas, una nieta a la que adora, y una impresionante habilidad para manejar la plancha. También le caracteriza una especial sensibilidad para los oficios domésticos, especialmente para cuidar la ropa.

Durante gran parte de su vida ha cultivado esa habilidad para aplanchar vestuario y habitualmente le es reconocido ese talento con contratos solo para arreglar ropa ajena o, en algunas épocas del año, las togas de los estudiantes que se reciben sus títulos.

El día a día está dedicado a los oficios domésticos mediante contratos y por ello se siente agradecida con la vida por la salud que le ha dado para desempeñar esta misión. Hoy tiene otro motivo para estar: recibirá una prima de medio año y saber que le llegará otra “primita” al finalizar este año.

Hace varios años, Marta trabaja en una casa de familia a la que acude una vez por semana para hacer los oficios domésticos, y en la que se siente a gusto. Tiene todas las prestaciones sociales y recibe los beneficios de esas afiliaciones. Y ahora, recibirá la prima.

”Era algo que se debía haber hecho mucho tiempo. Todas vamos a estar felices; es muy bueno cuando hay una mejora, uno se pone feliz, le gusta. Yo sí me pongo muy feliz porque eso es muy duro trabajar en una casa, porque imagínese eso desde por la mañana y para las que son internas, más.”

Como ella, centenares, quizá miles de empleadas domésticas en territorio antioqueño se siente felices de que las leyes las beneficien como a cualquier otro trabajador en este país, y celebraron la sanción presidencial de la Ley que le otorga la prima de servicios a las empleadas y empleados domésticos del país.

Empleadas y empleadores coincidieron en señalar que se trata de un acto de justicia que se debía haber hecho hace mucho tiempo, y que beneficia no solo a estas personas sino a sus familias. Recordaron que muchas trabajadoras domésticas también son cabezas de familias, algunas son madres solteras y otras, muy jóvenes trabajan desde temprano para ayudar en el sostenimiento del hogar.

Como doña Marta Uribe, quien hace más de 20 años trabaja como empleada doméstica, muchas personas, hombres y mujeres recibirán este beneficio de ley que entró en vigencia en el día Internacional del trabajo doméstico.

Pero también los empleadores coincidieron en la justicia y equidad que imprime esta norma que equipara a sus trabajadoras con los mínimos laborales del resto de los trabajadores de Colombia.

Dalila Muñoz tiene que estar desde muy temprano en su oficina y por ello tiene empleada hace varios años. Hoy acoge como un hecho justo que se le pague esta prima: “Yo estoy de acuerdo porque están prestando un servicio como cualquier otro empleado en una organización. Yo incluso, a la mía, se lo pague ahorita en junio, cuando aún no era obligatorio, pues solo es obligatorio a partir de diciembre, creo que tienen todo el derecho como lo tiene cualquier trabajador”.

Otra profesional que trabaja todo el día y tiene su empleada para que le ayude en el hogar es Rosario Ardila. Coinciden en esa apreciación de que la ley estaba en mora de ser aprobada y sancionada: “Creo que se habían demorado en sancionar esa Ley. Ellas tienen todo el derecho, son empleadas, tienen todo el derecho a que se les pague, es justo”.

El Sindicato de la Unión de Trabajadoras del Servicio Doméstico que libró la batalla para conseguir justicia e igualdad frente a los demás trabajadores del país, también celebró la sanción de la norma.

Doña María Roa también se ha desempeñado en oficios en casas de familia y con su persistencia ha convocado la creación de este sindicato y hoy es presidenta de la organización.

”Nosotras todas las trabajadoras, hoy cuando se celebra el día internacional del trabajo doméstico, recibimos esto con mucho entusiasmo, con mucha emoción y alegría, estamos muy felices, estos son los logros de nuestra lucha y esto es lo que se esperaba”, exclamó doña María Roa, con emoción y con un alivio por toda la dura lucha que ha tenido que dar para alcanzarlo.

Esta líder sindical de las trabajadoras domésticas ha llevado hasta la mundialmente famosa Universidad de Harvard esta lucha en favor de sus colegas parea que se les reconozca su misión y sus derechos laborales. En esta universidad norteamericana fue invitada a dictar una charla sobre la situación de las empleadas domésticas y logró el reconocimiento y el respaldo de la famosa organización académica.-

Hoy siente que su lucha no ha sido en vano.

Cargando