¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CONFLICTO ARMADO

Alias Rojas niega responsabilidad en homicidio de mayordomo en Aguadas

El reincertado del Frente 47 de las Farc asegura que el día del asesinato estaba recluido en una clínica de Pereira.

Ante el juzgado Especializado de Manizales dio declaraciones Pedro Pablo Montoya Cortes o alias Rojas, quien años atrás saltó a la fama por haber asesinado, con un tiro en la frente, a su jefe Guerrillero Iván Ríos y luego cortarle una mano para traerla como prueba a las autoridades.

Dichas declaraciones las dio en el juicio oral por el asesinato del señor Jairo Briceño, en hechos ocurridos en la finca Cuatro Esquinas de la vereda Miraflores, los Naranjos en zona rural de Aguas (Caldas) la mañana del 2 de julio de 2012

Rojas quien está recluido en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar (César), rindió sus declaraciones virtualmente. Dijo que él no es responsable en este hecho y aseguró que para mitad del 2012 estaba recluido en la clínica Marañón de Pereira, ya que por esa fecha había resultado gravemente herido por la explosión de una granada.

Dijo que para sustentar esas afirmaciones, podía remitirse a la historia clínica, pero en el momento no la portaba y este documento no pudo ser adjuntado a las pruebas a su favor para darle peso a sus declaraciones.

Pedro Pablo también se refirió a que los comandantes del Frente 47 como alias Karina, Moncholo Gadafi y otros, nunca lo han mencionado a él como responsable de ese asesinato. Pues en otros procesos que se adelanta a ese grupo guerrillero los cabecillas siempre han negado que Rojas hubiera estado en estos hechos, pero ninguna de esas declaraciones fue adjuntada por la defensa como prueba a su favor.

Pedro Pablo tiene varias condenas en su contra. Su sentencia dice que debe pagar 60 años de prisión, es decir que así lo culpen o lo absuelvan de más delitos en nada va a cambiar su condena, ya que en Colombia no se permite que una persona sea condenada a penas superiores.

Rojas asegura que ya teniendo encima la pena máxima, no tiene para él interés alguno decir que es culpable o inocente en este asesinato y explica que lo único que le interesa es que se conozca la verdad.

Por su parte los familiares de Jairo Briceño el mayordomo asesinado, aseguran que Rojas si es uno de los guerrilleros que participó en ese hecho, argumentan que no están equivocados porque lo conocen de antes y tienen certeza de su presencia en la finca Cuatro Esquinas.

Los familiares del occiso dicen que la matanza de Jairo fue tan macabra que prefieren no tocar el tema, sin embargo recuerdan que a las 5:00 de la mañana de ese 2 de julio de 2012, al menos 300 guerrilleros llegaron hasta Cuatro Esquinas y fincas aledañas. Despertaron a los moradores, les dieron 45 minutos para que sacaran los enseres y algunos objetos de valor. Luego dinamitaron los predios y se robaron vacas, reliquias y dinero en efectivo.

Sobre el hecho puntual del asesinato, entre lágrimas la hija de Briceño relata “A mi papá le hicieron una llamada. Demás que ahí le dijeron algo, Cuando colgó ahí mismo me lo mataron”.

Rojas espera que el juez especializado que ya lo condenó en otros tres procesos, lo absuelva de este, mientras que los familiares esperan que este togado le dicte una condena ejemplar, así no aumente los años de prisión, ya que tiene la pena máxima que se puede imponer en nuestro país.

Cargando