¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Viaje al corazón del caribe

La movilidad y la seguridad, temas de interés para los cartageneros

En el Viaje al Corazón del Caribe los cartageneros expresaron sus preocupaciones en torno al futuro de la ciudad

Cartagena bella y mágica, encantadora y tropical, no le muestra la misma cara a todos los que la ocupan. Desafortunadamente, La Heroica ostenta el dudoso honor de ser el distrito con más pobreza en el país, cuya línea supera el 47% según los últimos registros. Sin embargo, y paradójicamente, los cartageneros no piden inversión social o políticas públicas para el empleo, sino mejoras en la movilidad y la percepción de seguridad.

La movilidad en la ciudad colapsó desde noviembre del año pasado, cuando en una decisión apresurada para muchos, el alcalde de la época Dionisio Vélez puso a rodar el anhelado sistema de transporte masivo de la ciudad, Transcaribe. El problema fue que no se había chatarrizado ninguna buseta actual, por lo que obviamente el tráfico se confinó al cerrar el ‘Solo Bus’, y desde allí Cartagena empezó a ver el Cristo de espaldas.

Durante este tiempo, ha habido múltiples problemas para acceder a los fondos de chatarrización de busetas, y eso ha impedido que el proceso avance satisfactoriamente, por lo que aún se sienten los efectos adversos en la movilidad. Recientemente, el alcalde Manuel Duque anunció un giro de más de 23.000 millones de pesos para Transcaribe, con lo que se espera se destrabe el proceso de chatarrización, y de paso las vías de Cartagena.

En cuanto a la percepción de seguridad, el cartagenero siente que vive con miedo. Informes del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), dan cuenta que en Cartagena la percepción de inseguridad es superior al 60%, y las cifras de homicidio y hurtos entregadas por la Policía corroboran la situación. En sólo lo que va corrido de 2016, La Heroica ha tenido que presenciar más de 35 homicidios.

Las autoridades anunciaron medidas especiales, como el patrullaje de la Infantería de Marina por los barrios priorizados, prohibir la venta de bebidas alcohólicas después de horarios establecidos en las mismas zonas, chips para localizar a los taxis y aumento de las cámaras de seguridad, de 150, a más de 600 en toda la ciudad. Sin embargo, la misma Policía Nacional hizo un llamado a la ciudad, ya que gran parte de los homicidios se dan por situaciones de intolerancia entre amigos, parejas, familias y grupos de adolescentes.

Cargando